A LA URUGUAYA!!!

luis2(Escribe Luis Bertiz) Esto es bien uruguayo. No es común, no es frecuente en ninguna parte del mundo, exceptuando este pequeño pedazo latinoamericano de 176000 kilómetros cuadrados y un poco más de tres millones de habitantes.

Todos los medios informaron que el presidente Tabaré Vázquez convocó a una reunión el próximo martes en la residencia de Suárez y Reyes a los ex mandatarios José Mujica, Jorge Batlle, Luis Alberto Lacalle y Julio María Sanguinetti.

Este último confirmó la noticia y explicó que el motivo del encuentro será conversar la política petrolera.

A su vez, Lacalle opinó que “lo importante para mí es determinar si hay o no petróleo” y que la explotación dependerá del precio.

Supongo que el Presidente nos quiere hacer un planteo nacional a través de las consultas nuestras que luego seguirá con los partidos políticos” añadió el único mandatario que tuvo el Partido Nacional en más de seis décadas.

Lo que se vislumbra, lo que se percibe, lo que se intuye, es que el Presidente Vázquez tiene alguna noticia que aún no trascendió a la opinión pública, pero todo apunta a que, efectivamente, hay petróleo en la plataforma marítima uruguaya.

No es vano, de todas las áreas determinadas como posibles reservorios del oro negro ya sea en tierra como en el lecho marino, la única que siguió adelante fue la francesa “Total”, a la que no hace muchas semanas se le asoció la petrolera estadounidense Exxon Mobil quién casualmente adquirió una participación del 35 % en el proyecto para iniciar este año los trabajos de perforación de un pozo en la plataforma marítima continental que será el más profundo del mundo.

En el pasado mes de diciembre, el Presidente Vázquez señaló en una entrevista que son “excelentes” las perspectivas de encontrar petróleo en Uruguay en cantidades “importantes” y que si las predicciones son ciertas, será algo que podría cambiar la “historia” del país “definitivamente”.

Y cuando el río suena… petróleo trae.

Pero más allá de ese asunto puntual y sobre el cual leí análisis contrarios al hallazgo de petróleo en Uruguay bajo argumentaciones que me sorprendieron y también me decepcionaron, lo trascendente aquí es que cuando hay asuntos de Estado que analizar y resolver, los mandatarios actúan a la altura de las circunstancias.

Y eso nos debe de llenar de orgullo a los uruguayos.

Lacalle, por ejemplo, convocó a una reunión al ex Presidente Sanguinetti y a todos los jefes de sectores políticos –incluyendo al desaparecido Gral. Liber Seregni- para determinar la incorporación del país a lo que se proyectaba sería una amplia zona de libre comercio: el ahora “estancado” MERCOSUR.

Batlle hizo otro tanto cuando la grave crisis económica y financiera del año 2002, agravada por una corrida bancaria que alentó cierta prensa argentina y que en menos de dos semanas dejó sin reservas al país.

Mientras estos gestos ocurran al más alto nivel. Cuando se siga entendiendo que una cosa es el Estado y la Nación, y otra muy distintas las circunstanciales diferencias políticas e ideológicas… hay esperanzas.

En medio de tantas “pálidas”, estas cosas reconfortan y nos hacen renovar un optimismo que por momentos –tengo que admitirlo- se me queda entristecido y anémico cuando veo a cierta dirigencia política perdiendo el tiempo, mirándose el ombligo y olvidándose del gran horizonte…

Deja un comentario