Al final el principio

(Escribe el Prof. Fernando Alonso). Finalmente el gobierno departamental presentó su mapa de ruta para los próximos 4 años y medio de gestión. En estos días se conocieron los lineamientos generales de gobierno plasmados en el Presupuesto Quinquenal, ya en manos de la Junta Departamental.Un documento que expresa el compromiso sobre dónde y cómo se canalizarán las energías de gobierno y por supuesto el destino de buena parte de los recursos de los salteños.La presentación pública del proyecto del Presupuesto Quinquenal, creo que apacigua varias ansiedades que con o sin razón se venían dando in crescendo.Desde las animosidades de algunos sectores de la oposición a una mas medida expectativa social emergente.Parecía que el gobierno capitaneado por Lima estaba destinado a atender los emergentes. Desde el comienzo del período con el estado financiero de la comuna y la interminable lista de deudas en que se sumaban una tras otra día a día, hasta llegar al cierre del año con las inundaciones y recibir el 2016 con elalerta sanitario, la ciudad llena de basura y pozos, ahora los focos de leishmaniasis y la declaración de Emergencia Sanitaria. Una sucesión de hechos que dejaban poco espacio para presentar la misión de gobierno.Finalmente se dio, aunque debemos reconocer que la presentación pública del proyecto que elaboró el Ejecutivo departamental sobre el Presupuesto Quinquenal debió tener otro marco de destaque. En los días en que se entregó a la Junta Departamental, trascendió más un alboroto entre el Secretario General de la intendencia y ediles del partido Colorado, quedando en un plano muy relegado el contenido de esas propuestas planificadas para Salto que pretende impulsar el gobierno. Lo que era uno de los hechos políticos más importantes, terminó manejándose sin astucia alguna y una vez más queda en lamentable evidencia quienes se obsesionan buscando más su lugar en la foto que en mostrar la esencia de las cosas.Superado el transe y recuperada la preocupación por focalizar la atención en elcontenido del Presupuesto, se esperan días de mucho estudio y análisis, acompañados de mucho diálogo, porque varios aspectos del proyecto requieren para ser aprobados en la Junta del apoyo de representantes de la oposición.Es cierto que leer y entender un Presupuesto Quinquenal no es tarea sencilla, porque aparte de extenso el proyecto tiene sus complejidades. Si es destacableel modo ordenado en que fue estructurado en que cada línea de trabajo identifica objetivos claros y propone acciones concretas, que terminan traduciéndose en números de inversión.Pero particularmente para quienes no pueden dedicarle gran tiempo a su lectura y estudio, basta con leer la Exposición de Motivos y encontrarse con dos informaciones centrales que hacen a mi personal entender dos aspectos sumamente relevantes. Uno el modo en que se conformó el proyecto, las
instancias de consulta, discusión y diseño que se cumplieron así como los insumos que se tomaron. Lo segundo son los ejes vertebradores, es decir en síntesis el rumbo del actual gobierno departamental.De Perogrullo es decir que en estos casos lo presupuestal es la traducción en recursos concretos de cuanto se planifica a futuro, pero especialmente en este proyecto se plasman en acciones propuestas líneas ideológicas programáticas,un modo de ejercicio del gobierno, con espacios reales a la participación ciudadana, con acentos marcados en la descentralización, en la optimización de recursos. No como objetivos en si mismo sino en procura de una mejor convivencia social. A lo que se suma la proyección de medidas que permitan posibilidades ciertas de desarrollo.Bienvenido el proyecto de Presupuesto, bienvenidas las discusiones y debates que se puedan dar. Bienvenido este proyecto con fuerte contenido político ideológico, que mira una realidad preocupante, que busca darle respuestas, pero sobre todo que pone los ojos en un nuevo horizonte más esperanzador. A seis meses de gobierno, esta es una acción propositiva y por tanto bisagra en el gobierno departamental. Al final, el principio.

Deja un comentario