Ante el grito desesperado: ¡tapen los pozos!. Intendencia y Cujó responden

20160115_094124Como se había anunciado en la mañana de este viernes se procedió a brindar una conferencia de prensa en donde la administración departamental anunció un fuerte campaña con pivados para dar respuesta a lo que ya a esta altura es un grito desesperado: ¡tapen los pozos!.

En este sentido el Arq. Juan Ferrer, director de obras, dijo a los medios presentes que “presentamos la planificación que desde la dirección de obras se viene realizando. Esta vez es para presentar algunos trabajos que se van a realizar en cuanto a reparación de calles, abriendo algunas líneas de trabajo con la empresa Cujó. Cuando nos planteamos el inicio de esta gestión, sabíamos que el trabajo iba a ser muy grande porque la ciudad estaba muy deteriorada y las lluvias de los últimos tiempos influyeron en que esto se incrementara. Era necesario además del trabajo de la intendencia contar con el respaldo de privados para dejar a la ciudad en condiciones razonables de transitabilidad”.

Lima brindó detalles de esta avanzada en conjunto con privados, y dijo sobre el particular que “la intención en es 2016 es priorizar algunos servicios que se demoraron por las dificultades al comienzo de la gestión. De cara al nuevo año es la intención continuar trabajando con el departamento de obras en las calles pero al mismo tiempo, teniendo en cuenta que en Salto hay varias empresas viales instaladas en la ciudad, estamos en condiciones a través de llamados poder contar con los aportes de estas empresas. En el 2013 Cujó ganó una licitación que está vigente, y de la cual se utilizó nada más que el 21% lo que nos da margen para cumplir con el resto de esa licitación. Es así que se comenzarán las tareas en Treinta y Tres desde la zona del cementerio hasta Pascual Harriague, incluido algunas reparaciones en el puente. La segunda es Orestes Lanza desde Ituzaingó hasta Catalina Harriague de Castaños. La tercera es calle San Martín desde la costanera donde comienza hasta avenida Patulé”.

Destacó que son las primeras y que en carpeta hay infinidad de calles que para evitar lo engorroso de la lista que brindó el intendente, decimos que a excepción de 18 de Julio entre Harriague y Varela, el resto se va a reparar durante el 2016 con personal de la intendencia y empresas viales.

Lima dijo también que seguramente a futuro se sumarán otras empresas y que todo se solventará con recursos genuinos departamentales y recursos del gobierno central.

“Sino planteamos este plan con anterioridad”, dijo Lima, “fue por los problemas al comienzo de la gestión y la emergencia por la inundación”.

Ante la consulta de este portal de porque se había establecido trabajar con la empresa Cujó a quien se le adeuda de la administración anterior una importante suma de dinero, el intendente respondió que “no quisimos mezclar las cosas. Cujó está en la lista de 600 proveedores a los que se les adeuda de la administración anterior y ni bien se logre el fideicomiso Daymán, seguramente la empresa cobrará lo adeudado, acá no estamos mezclando una cosa con la otra caminan por sendas distintas. Esto es reparación de calles y se utiliza la licitación vigente”.

En cuanto a la caminería rural Lima dijo que “no hay que descartar que en el interior además del trabajo de la intendencia también se pueda licitar para ir avanzando más rápido”.

Marcó una diferencia entre privatización y licitación, “en la privatización la intendencia saca de sus cometidos una determinada tarea. Si se aplicara a las calles o a la caminería, no participaríamos, en este caso no se aplica porque la intendencia va a arreglar calles, va a comprar maquinaria, va a arreglar caminería, lo que se busca es licitar para avanzar más rápido. No hay privatización en ningún servicio de la intendencia”.

Finalmente destacó que se realizará en breve un llamado a ocupar cargos en el área de peones de obra para fortalecer los recursos humanos que conformen más cuadrillas para trabajar en más zonas de la ciudad.

Deja un comentario