Dos opciones: informar o sembrar alarma

yosiLos años dan la experiencia suficiente para aprender que en algunos casos es necesario frenar el ímpetu y esperar que las aguas se tranquilicen para poder actuar en consecuencia.
En el periodismo sucede lo mismo. La pasión o desafío de ser los primeros nos lleva a pegar cada patinada monumental única.
En algunos casos con daños irreparables y ejemplos puedo dar miles. Pero me limito a uno particular, muy cercano. En una cancha de fútbol de una liga se suspende un partido y el periodista al llegar consulta los mootivos recibiendo como respuesta: murió fulano.
El periodista, salió más que rápido al diario, notició lo sucedido y puso en la edición del otro día: “Fútbol suspendido, murió fulano”. La cronología planteada incluso una emotiva editorial a cuenta del fallecido y toda su familia.
La sorpresa fue cuando al otro día gran parte de su familia llegó hasta el diario a reclamar la información porque “fulano había muerto hacía diez años”.
Esa lección fue una marca a fuego.
Hoy sucede lo mismo en el medio. Todos los días anunciamos casos sospechosos de dengue y matamos 15, 30 o 60 perros. Y se han subido todos al mismo carro, a excepción y esto para quienes nos leen, de este portal. Entendemos que informar sobre todos los casos sospechosos de dengue sería algo así como pararse en las puertas de emergencia del hospital y establecer tres o cuatro veces al día sobre casos sospechosos que posteriormente, por fortuna hasta ahora, son descartados.
O bien salir a recorrer los barrios de Salto y analizar cada uno de los perros que tengan actitud sospechosa para ponerlos en la lista de candidatos a morir.
Los medios debemos ser responsables en eso también. Informar sospechas, manejar cifras y medidas sanitarias no es responsabilidad nuestra porque de hacerlo ingresamos a la finita línea de la alarma aunque cuando nos acusen miremos para otro lado. O, como sucede muchas veces, el desmentido aparezca en avisos clasificados para que pase lo más inadvertido posible.
Los periodistas debemos ser responsables.

Daniel Caiazzo

3 comments

  1. “Todos los días anunciamos casos sospechosos de dengue y matamos 15, 30 o 60 perros… ” Daniel no se trata de dengue, sino de leishmaniasis… Abrazo.

    1. Mi estimado Luis, en la nota editorial se refiere al manejo de la información en las dos situaciones. No hago referencia a que el mosquito del dengue genere la necesidad de matar perros. Abrazo y a las órdenes. Daniel Caiazzo

  2. Ahí muchos que se encargan de sembrar alarma y los mas triste que luego ni se retractan informando la realidad. queda por eso nomas porque te conozco se que no te embarcas en esa de largar bolazos cuando informas informas lo correcto muchos éxitos y se que sos un periodista responsable.

Deja un comentario