Iemanjá….la madre de todos

IMG-20160118-WA0001(Escribe Pai Jorge de Ogum  Nación Jeje Vodum Nago). Ante el requerimiento de quien dirige el Quinto Elemento, es que compartiremos información sobre la mitología  de  Yemanja y su representación para los afro-umbandistas .Consideramos desde nuestro rol de Pai de Santo necesario este espacio y otros  para el fortalecimiento de la Fe y el esclarecimiento de los rituales umbandistas o africanistas que se desarrollan en Uruguay , estando los mismo amparados en la Ley de Cultos vigente, que nos permite expresar a cada uno en particular o en lo colectivo el Sentimiento Religioso.

El poder de los Orixás

Iemanja es parte del panteón de los Orixás, y al igual que la Afrodita del panteón griego, está rodeada de leyendas y misterios. El dios supremo Olorun creó a cada una de los Orixás, que representan y se clasifican en las diferentes fuerzas de la madre naturaleza. Es así que se veneran a deidades del aire, la tierra, el fuego y el agua, como la bien conocida Iemanja. Cada Orixá tiene una personalidad, un comportamiento y una historia singular, que lo distingue del resto del panteón, directamente relacionados con el elemento natural que representa. Según las creencias africanista, todos los hombres son hijos de algún Orixá: sus características psicológicas y su aspecto físico están determinados por ello.

Este panteón de dioses nace en el pueblo de los yorubas en África, en la ciudad de Ile Ife. El rey y fundador de la ciudad, Oduduwa y una larga línea de descendientes, que hicieron actos notables en vida o se destacaron como guerreros, posteriormente fueron deificados por el pueblo, para formar el panteón de los Orixás.

El reino Yoruba conquistó pueblos y ciudades de la región, extendiendo el culto a otras partes de África, y sumando nuevas deidades locales al panteón. La masiva llegada de esclavos negros a Brasil, trajo esta nueva religión, su creencia en la reencarnación, en las artes de adivinación y por supuesto su singular y extenso panteón de dioses, que reunía deidades de varios pueblos africanos.

La religión yoruba no permaneció con la misma lógica que tenía en África, sino que sufrió un sincretismo con las creencias de la región, constituyendo una religión única de Brasil, que con el tiempo también se extendería por el territorio uruguayo. A la vez que se mantuvo la veneración hacia dioses ancestrales de origen africano, nuevas deidades se sumaron al panteón.

Mito y culto de Iemanja

Iemanja procreó a todos los dioses Orixás, es la madre de todos y comparte con Oxum el poder de procrear. La reina del mar también tiene los poderes de la gestación, la fertilidad y une a las familias. Según la mitología, Iemanja era la esposa del rey Olofi, soberano de la ciudad de Ife, y juntos procrearon diez hijos. Iemanja extrañaba su pueblo y estaba a disgusto viviendo en Ife. Decidió escapar de su esposo, pero éste mandó todo un ejército tras ella. El ejército no tardó en alcanzarla y rodearla. Años atrás su padre le había obsequiado un frasco, que debía romper si se presentaba alguna situación de emergencia. Iemanja rompió el frasco en el suelo, y fue entonces cuando se formó un río que le permitió escapar de los hombres de su esposo, y llevarla de regreso a su casa paterna en el océano.

La iconografía más tradicional de la diosa es una mujer negra, esbelta y de curvas pronunciadas. En sus variantes aparece amamantando a un niño, portando un espejo y con una corona, o como una sirena. Luego del sincretismo con el catolicismo, esta representación se vio desplazada por la imagen de una mujer blanca de pelo negro y largo, con perlas en sus manos y usando un vestido celeste.

Por ser la reina del mar, el catolicismo la sincretizó con la advocación Stella Maris de la Virgen María, también conocida como Nuestra Señora de los Navegantes. A sus poderes sobre la familia, el amor y la fertilidad, hay que agregar su rol de protectora de los barcos y de los pescadores.

A esta deidad le gustan los claveles blancos y se la asocia con el color celeste. Las ofrendas que recibe el mar cada dos de febrero, además de claveles y velas celestes, incluyen comidas, perfumes, bisutería y frutas, en especial sandías cortadas con forma de flor, con maíz blanco y perejil.(Fuente Todo Uruguay)

Para los africanistas cada año es comandado por un Orixa en particular que acompañado por otros rigen los destinos, cuidan y son parte de la vida de los seres humanos, éste en particular es el año de Yemanja.

Nuestra próxima entrega será sobre la Ley de Umbanda y la función de Yemanja junto a las Caboclas de Agua (entidades amerindias que se manifiestan en los medium).

Axe,Sarava!!!

One comment

Deja un comentario