La Criollo

criollo(Escribe Pablo Villaverde). A fines de 1894, el ingeniero Sr Allan Darton, director de los talleres del Ferrocarril Noroeste, planeo y diseño esta maquina.

Una vez terminados los planos, pasaron estos, para la ejecución de los modelos, a las manos de aquel artista que fue Don Juan Gallinotti, quien, con onda dedicación y encendido amor les dio forma para la fundición. Labor esta dedicada y minuciosa, realizada en los talleres del Sr José Pons Palet, prestigioso industrial y obrero experto en fundición del hierro y bronce.

La caldera fue confiada para su ejecución al obrero especializado Sr Pablo Acatti quien, en conocimiento y pericia del oficio, solo tuvo en Salto un compañero y rival, en la persona de aqueo otro “tigre” de la propulsión a vapor, que se llamo Don Pedro Iturburu.

El ajuste, torneado y armado de todas las piezas que componen la maquina, fue obra de los  señores: Serafin Urroz, Pedro Tenca, como ajustadores y torneros. 

La dirección y control de los talleres estaban a cargo del inglés Mister Douglas McIlrich.

En el mes de Julio de 1895 “La Criollo”  fue terminada.

En su primera prueba, en un tramo de 2 kilómetros y sin forzarla al máximo, esta marco 80 kilómetros por hora.

Extraído de : Salto, de ayer y de hoy – Eduardo Taborda 1955

Deja un comentario