¿Lucy conoció el amor?

lucy.imagen

¿Y si aquello que conocemos como amor, enamoramiento, amor romántico, amor de pareja… derivara de unas funciones precisas de nuestro cuerpo? Esto es así para la antropóloga Helen Fischer, de la Universidad de Rutgers: según ella, la caminata erguida y el tamaño del cerebro fueron los factores que llevaron a los humanos a conocer o “inventar” el amor.

Suena extraño, pero tiene su historia: las madres humanas, por caminar sobre dos pies, no pueden llevar a sus crías sobre la espalda, por lo que en algún momento comenzaron a sujetarlas con las manos; al tener las manos ocupadas perdieron la posibilidad de procurarse su alimento, de lo que derivaría la necesidad de mantener una pareja masculina estable.

Esto se da en otros homínidos bípedos, como los Australopithecus afarensis, la especie de la famosa Lucy (el esqueleto más completo de homínido que se haya encontrado, nombrada así por la canción de los Beatles “Lucy in the sky with diamonds”). Al parecerLucy, como el resto de las hembras de su especie, mantenía romances que duraban lo que duraba la crianza inicial de sus crías; una vez que estas empezaban a caminar, sus madres podían dejar a su pareja y buscar otra.

¿Cuándo se incrementó la duración de las parejas, entonces? Según el artículo, publicado por la revista “Investigación y Ciencia”, hace un millón de años, en consonancia con el tamaño de la pelvis de la mujer: este límite a la cabeza del recién nacido hace que los humanos nazcan con menos desarrollo que otros primates, por lo que el tiempo de crianza y aprendizaje debe ser más extenso. Así es como, al encadenarse la crianza de un hijo en pareja con la gestación del siguiente, se extendió la duración de las parejas humanas, marco indispensable para la construcción o el surgimiento de ese particular sentimiento que llamamos amor.

http://co.tuhistory.com/noticias/lucy-conocio-el-amor

Deja un comentario