No fue la creciente, fueron los amigos de lo ajeno: se llevaron el tejido

20160125_103911A pesar de haber pasado ya un buen tiempo de la crecida furiosa del Río Uruguay, se siguen teniendo referencias a algunas consecuencias que la misma generó.

Una de ellas, que no tiene que ver con el agua, sino con los amigos de lo ajeno, se dio en Parque Harriague donde se constata a simple vista que gran parte del tejido perimetral del mismo, desapareció.

Este viernes está prevista una actividad en el lugar y la postal es complicada. Sin tejido en gran parte del parque, otras zonas en las que existe pero está en muy malas condiciones y el derrumbe de la boletería lateral, dan un aspecto de abandono que habrá que cambiarlo en pocos días.

Deja un comentario