¿Quiénes son los inundados? II

(Escribe el Dr. Juan Romero). columnista1En la nota anterior se planteaba una pregunta simple pero no de respuesta fácil, en la presente se pretende complementar la información y análisis ya presentado. Partiendo del mismo estudio y metodología aplicada, lo que se presentará a continuación profundiza un poco más sobre el perfil y tipología del afectado por las inundaciones en la ciudad de Salto. No se repetirá sobre la metodología aplicada, la cual fue explicitada anteriormente ante lo cual se presentan los principales resultados. Principales Resultados. En líneas generales se observan las siguientes características socioeconómicas:

  • Se aprecia un porcentaje importante de desocupados/as (11,1%) en el territorio afectado por las inundaciones en comparación con la tasa nacional de desocupación (6,8% para Diciembre 2009, INE) y tasa departamental de desocupación (6,6% para Diciembre 2009, INE). Teniendo presente los actuales valores de desempleo en lo nacional y departamental, esta tendencia no habría cambiado.
  • Los desocupados estarían presentando entre los inundados/as la situación de mayor vulnerabilidad social entre los cuales se podrían caracterizar a las mujeres jóvenes, en situación de pareja y con aceptables niveles de educación formal, como el grupo objetivo sobre el cual trabajar en este tipo de eventos de desastre natural.
  •  La mayoría de dicha población se atiende en el Ministerio de Salud Pública (MSP) y luego la I.A.M.C local (Sociedad Médico Quirúrgica de Salto – Centro de Atención Médica).
  • Los estudios formales alcanzados la población en situación de riesgo por inundaciones, en promedio ha alcanzado la primaria completa y se encuentra por debajo del promedio de estudios de la población de la ciudad de Salto indicando niveles de acceso desigual a la formación educativa de acuerdo al territorio de residencia.
  • Entre los jefes de hogar de hogares de NSE bajo – bajo las mujeres son claramente mayoritarias mientras que entre las mujeres la mayoría se agrupa en hogares NSE bajos – medios y bajos – bajos, en tanto los hombres se concentran en aquellos hogares medios – bajos y bajos – medios. Ante lo cual, las mujeres presentan mayor vulnerabilidad social que los hombres.
  • Aunque con tendencias semejantes, se observa una leve mejor posición socioeconómica de los hombres jefes al agruparse en mayor porcentaje en los estratos medios – altos y altos – medios con relación a las mujeres, las cuales se agrupan con mayor presencia porcentual en el estrato bajo – bajo.
  • La mayoría de los hogares afectados por las inundaciones que han sido relevados de acuerdo a los ingresos que perciben no superarían la línea de la pobreza.
  •  Entre las viviendas de los afectados la mayoría de las mismas el agua anega entre un metro y un metro y medio, generando problemas de salud, higiene y de infraestructura de las mismas durante y luego que el agua se retira.
  • Los principales barrios afectados se localizarían en líneas generales sobre la Zona Sur de la ciudad, en la misma desemboca sobre el río Uruguay, el arroyo Ceibal lo que estaría indicando como una de las zonas con mayores vulnerabilidades cuando inunda la crecida del río por el mencionado arroyo. Reflexiones Finales. Como ya se ha mencionado, no se pretende dejar “cerrado” el tema sino aportar para su reflexión en este sentido debe tenerse presente que las inundaciones no son fenómenos extraordinarios en la vida social de nuestra sociedad, forman parte de ella y en determinados grupos sociales mucho más que en otros. Lo que sí puede ser extraordinario es el nivel alcanzado por el río como ha sido en la reciente inundación, considerando ello se debería incluir en la agenda de política pública (de Estado Departamental y no a 4 años) la prevención y gestión integral del riesgo de inundación desarrollando infraestructura urbana y social en tal sentido, los barrios de la zona Sur (Ceibal, Salto Nuevo y El Triángulo), Centro sur (La Cachimba, Paso del Bote y La Estrella) y Centro (zona del Puerto y costa de la zona céntrica) serían estratégicos, y en momento de intervención cuando el desastre de inundación se expresa los barrios de la zona Centro sur, Suroeste y Centro (en ese orden) deberían ser los priorizados, en situaciones de crecida por debajo de la cota 15, por encima, se incluyen barrios de la zona Norte como La Humedad, Cerro (especialmente detrás del Club Salto Grande). En el atendimiento primario de inundados se debería priorizar al grupo de mujeres jefas de hogar con niños/as a cargo, trabajadores y trabajadoras zafrales. Por otra parte, se complementa con una necesaria mirada de política de Estado Departamental es decir, pensando en por ejemplo: a) aplicación y control del cumplimiento de la normativa de ordenamiento territorial por los organismos del Estado competentes en la materia; b) desarrollo de un plan de vivienda de realojamiento de los hogares con mayores vulnerabilidades sociales y riesgo de inundación, hacia sectores más altos de la ciudad; c) balizamiento de la ciudad con las diferentes cotas de inundación, dado que se ha detectado que la población afectada en su mayoría desconoce en cual cota se encuentra su vivienda y corre riesgo de ser inundada. Para ello, es necesario acordar entre los diferentes partidos políticos que acciones de este tipo se realizarán no en un plazo de un período de gobierno sino en varios sin importar el partido político que gane electoralmente, lo que importa es que gana quienes vivimos en la ciudad de Salto. Finalizando, reiteramos que el desastre natural no es problema sino lo que hombre en sociedad hace para vivir, organizar y construir una sociedad que va a tener que pasar por diferentes tipos de fenómenos naturales, ¿cómo nos organizamos para convivir en situación de riesgo? La evidencia nos indica el más pobre es el más afectado, que entre tales las mujeres y sus hijos/as lo padecen más, que si eres trabajador zafral el desastre te hunde más y que se vive en una ciudad en la cual la distribución de sus habitantes no es al azar sino que en función de sus posibilidades materiales. Si ello es así, entonces seguiremos padeciendo y no conviviendo, el desarrollo será para algunos, se dirá que suerte, el destino, se lo meterá a Dios pero lo que es cierto que no es casual la infelicidad pública.

2 comments

  1. Este tipo de estudio,sirven, si se utilizan para organizar las acciones y prioridades que quienes deben de actuar, han de decidir.por lo que son valiosas, a pesar que a alguna persona le parezca “algo que ya se sabe”. Sirve para las acciones sociales pero fundamentalmente par el ordenamiento del territorio urbano. Exsten normas que NO se respetan, en cuanto a la prohibición de construir en áreas inundables. Existen también normas que exigen a la I.. de Salto el marcado en las columnas públicas del nivel de inundación cada vez que ocurren, es decir que debería de estar marcado en todo el perímetro de la inundación el nivel a que ha llegado en cada esquina, en los pilares de las luces,por ejemplo.Así la gente que alquila una vivienda puede saber ANTES si está en zona inundable o no.Esta norma es anterior al año 1959.
    A mi en particular me interesa saber el origen de los afectados por la inundación, si son locales o si son personas que han llegado a Salto en busca de oportunidades que en su tierra de origen no tenía, y seguramente acá tampoco. El tema de las migraciones internas, agrava los problemas locales,,donde ya hay carencia de trabajo estable desde hace mucho.

Deja un comentario