Reflexionemos sobre TRÁNSITO… ¿qué podemos hacer?

gabriel15(Escribe Dr. Gabriel Cartagena) Según la última información a nivel nacional en la primer quincena del 2016, han fallecido 13 personas, todos ellos en rutas del este, lo que no deja de conmover y surge de ahí la pregunta de nuestra columna. Las causas es alta velocidad, las maniobras incorrectas, alcohol, en la mayoría de los casos fue para… ¿salir de vacaciones o al viaje final?… reflexionemos.

A nivel de Salto y según nos podemos informar en este portal, los accidentes son de todos los días en su mayoría protagonizados por motos y también surge la pregunta que nos planteamos desde el inicio.

A mi criterio es una cuestión de educación y de responsabilidad de quienes conducimos un vehículo, pero más cuando de nuestros hijos se trata, es responsabilidad de los padres entregarle un vehículo en condiciones y cuando la edad lo habilite, y sobre todo que esa persona tenga libreta de conducir, ya que en consecuencia es una persona apta para guiar el vehículo y así ayudamos a evitar accidentes y daños a terceros.

Ninguno estamos alejados de ser protagonista de un accidente y es por la conducta que tenemos en la calle; cuando tenemos un semáforo que es una forma de regular el tránsito lo tomamos como bandera verde de una carrera sin destino. La conducta en las distintas cebras, en vez de bajar la velocidad, algunos tratan de acelerar para cruzar antes que el peatón baje la calle, también los peatones son responsables en algunas ocasiones por la conducta, entre ellas cruzar la calle en cualquier momento y sin previsiones, en algunos casos sin mirar en el sentido que vienen los vehículos o abusando de la preferencia de las cebras.

Capítulo aparte es el estacionamiento en horario escolar, frente a escuelas y colegios de Salto, lo cual refleja que todos los padres quieren parar frente a la institución y nadie puede caminar 50 o 100 metros, ni hablar si llueve… reflexionemos.

Y así estamos educando a nuestros hijos, no pasa por las autoridades o las leyes que nos regulan, en estos casos, es falta de educación de todos ya que la lista de vehículos mal estacionados es desde un auto antiguo como del último modelo, del hijo del empleado, obrero, del empresario y del profesional, en eso somos todos iguales en Salto, ¿o no? Es sólo ver lo que se hace para estacionar frente a la puerta… las maniobras son variadas y muchas de riesgo hacia los niños… reflexionemos.

Si de motos se trata, circular sin casco es habitual en varios barrios de Salto, salvo que haya control de inspectores, y ¿dónde estacionan las motos en la ciudad?, sin respetar las distintas y varias paradas que tienen señalizadas. En la noche los repartidores de pizzerías y rotiserías, no salen a repartir pedidos, sino al azahar de perder sus vidas, en muchos casos sin luces reglamentarias, sin chalecos y alta velocidad para que nos llegue en menos de 30 minutos la comida. Entonces, me pregunto ¿vale la pena arriesgar tanto por lo que es la vida de uno de esos jóvenes?, y surge de inmediato ¿qué hacen los empresarios del ramo gastronómico en relación a estos temas? ¿Porque exigimos rapidez? ¿Porque circulan por la ciudad a alta velocidad, contra flecha en muchos casos? ¿Reparten vida?… reflexionemos.

Circular con la música en altos niveles, molestando a los demás e inclusive quedando sordos en algunos casos, y los efectos en muchos casos son perjudiciales a la salud auditiva y ni hablar que es imposible detectar el sonido de otros vehículos cuando circulan por las calles de la ciudad, es habitual en la costa.

Y para terminar el consumo de bebidas alcohólicas y el manejo son incompatibles, pero no debemos esperar el retiro del vehículo por las autoridades, ya que es lo mejor que puede pasarnos, porque están evitando un accidente y en algún caso es preferible terminar sin el vehículo y volviendo a casa, en otros casos ese final ha sido tragedia y nunca podrán regresar… reflexionemos.

Entonces que debemos hacer sobre estos temas, y por eso que repetí el término reflexionemos… si reflexionemos antes que sea tarde, a cualquiera nos puede tocar, creo que entre todos podemos superar estos temas, ni hablar que las leyes y autoridades deben actuar para mejorar, la cárcel no educa sobre tránsito, pero este tema es de todos y debemos actuar con responsabilidad.

Debemos actuar con acciones positivas, con conductas que ayuden en el tránsito, estacionando en los lugares indicados, respetar el máximo de velocidad en calles y Avenidas, respetar los semáforos, las cebras, los carteles indicadores, es un tema que tenemos todo para hacer y depende de nosotros, es mejor que terminar en tragedia y afectando al vida propia o de otros.

Podemos hacerlo entre todos, este es un tema que como sociedad debemos reflexionarlo y si cada uno aporta su granito de arena para sumar en mejorar y respetando las leyes y las conductas normales podemos ayudarnos y ayudar en mejorar el tránsito.

Los invito y vamos hacerlo entre todos, que nos una el sentido común y las buenas prácticas de vivir en sociedad así contestamos las preguntas del artículo en favor de la vida.

Deja un comentario