Una muy buena y esperada medida: prohíben instalación de ranchos costeros

ranchosEn los últimos tiempos la ocupación de zonas costeras pasó a ser casi una tradición impuesta a prepo por parte de quienes imaginaron que eran dueños de instalar los tradicionales “ranchos costeros” en el lugar que les conviniera o más le gustara. Pasó a ser una suerte de libre albedrío hacerlo, la proliferación de los mismos se extendió desde el Daymán hasta el San Antonio y lo que en otros tiempos fueron paseos de fin de semana para la familia, pasó a ser lugar de encuentro para algunos pocos privilegiados con esas casas precarias de fin de semana. Por fortuna la última creciento algo despertó, la decisión de las autoridades. Ya no se podrán construir por lo que no queda otra que aplaudir la decisión:

“Se comunica a la población en general, que a partir de este viernes 22 de enero, la Intendencia de Salto, prohíbe la ocupación y construcción de ranchos en la zona costera de la ciudad, en el entendido que la misma debe quedar libre para el uso público de todos los ciudadanos.

A consecuencia de la última inundación sufrida, la gran mayoría de dichos ranchos de construcción precaria, han quedado bajo agua y han sido arrastrados por la creciente.

Por el presente, se intima a los ocupantes de las construcciones existentes en zona costera, entre Arenitas Blancas y desembocadura del Arroyo de San Antonio, que hasta el 15 de febrero del corriente, tendrán plazo para retirar los materiales, en atención a que se impedirá la ocupación.

En caso de no hacerlo, serán retirados por la autoridad competente”.

Deja un comentario