¿Y si nos reconstruimos como sociedad?

Hemos pasado revista a una cantidad importante de columnistas que han planteado los más diversos temas de actualidad en estos pocos días de operatividad. En algunos casos polémicos, en otros de análisis, en otros casos de discusión pero fundamentalmente que obligan a pensar, a estudiar, a analizar.
En ese contexto me quedo de alguna forma, sin menospreciar la jerarquía de los temas planteados por los demás columnistas, con el dicho de Arredondo sobre la grieta en la sociedad.
El otro día hablaba con un amigo de toda la vida que decía estar descreído de toda la clase política y que a la hora de votar ponía sobre en blanco.
Otro, que no vive desde hace un tiempo en Salto, piensa de igual manera y en ambos casos planteaban el fanatismo con que nos hemos tomado la política en los últimos tiempos.
Y está bueno que nos paremos a pensar un poco en eso. A racionalizar. A reflexionar.
No está bueno que la sociedad en Salto esté dividida al medio, no por su forma de votar, sino por su forma de actuar y defender sus ideas.
Las acusaciones de que aquellos hicieron esto y de que estos no hacen nada, no hacen bien al cierre de esa grieta social. Más bien la aumentan.
Como sano ejercicio, habría que comenzar a reconstruir. Que el oficialismo sea eso y que gestione, que trabaje, que actúe. Para eso lo votó la gente, para darle respuestas y no escuchar el tema “Lamento boliviano” una y otra vez.
La oposición que se dedique a controlar pero a la par de eso, a un problema una propuesta de solución.
Quizás en este marco muchos puedan pensar que he cambiado mi forma de pensar y lejos estoy de hacerlo pero de alguna forma la sensibilización causada por la creciente del Uruguay y sus afluentes, me hicieron ver otra realidad: el vecino blanco, colorado, frenteamplista, independiente, peleándole codo a codo a la adversidad.
Ninguno a la hora de ayudar le preguntó al de al lado a quien votó o en que creía.
No será ese el mensaje que deben dar los líderes políticos. Quizás, de alguna forma, el mensaje en esa línea lo viene dando el Partido Nacional y quien quiera asumirlo lo haga y quien no, saben que no callo lo que pienso. Porque a un problema plantean una solución y porque no andan reclamando, en Salto que quede claro, ni aquello de antes ni esto de ahora.
Reconstruir el departamento es tarea de todos pero considero que reconstruirnos como sociedad es absolutamente necesario.

Daniel Caiazzo

Deja un comentario