Asesinato de JFK: el siniestro complot del «hombre del paraguas»

kennedy_paraguas

Entre los muchos misterios que la historia se ocupó de señalar, tras el asesinato del presidente estadounidense John F. Kennedy, existe uno que hasta el día de hoy alimenta las teorías conspiratorias, a veces, más desopilantes.

El-hombre-del-paraguas

Se trata del llamado «hombre del paraguas», nombre con que se denomina a uno de los tantos espectadores que se arrimaron hasta la caravana en la que se movilizaba el por entonces presidente, aquel fatídico mediodía de Dallas, y que abrió un paraguas negro, bajo un sol radiante, en el preciso momento en que el coche presidencial pasaba delante suyo, coincidiendo exactamente con el inicio de la balacera que hirió de muerte a JFK.

Esquema-del-paraguas-asesino

Entre las muchas versiones conspiratorias que insisten en vincularlo con el asesinato, existen las que lo señalan como el responsable de indicar a los francotiradores el momento oportuno para disparar, con el ademán de abrir el paraguas, y las que sostienen que se trata del mismísimo asesino, munido de un paraguas que, en realidad, es un dispositivo capaz de disparar munición.

Hombre-del-Paraguas
Mientras tanto, la historia oficial cuenta que el supuesto hombre del paraguas se llama Louie Steven Witt y testificó en 1978 ante las autoridades del comité sobre los asesinatos. Entonces, explicó que el paraguas que llevaba era un elemento simbólico de protesta contra el padre del presidente, Joseph Kennedy, durante la época en que éste se desempeñaba como embajador en Londres. Con su gesto, según detalló, Witt pretendió aludir a un famoso político británico, llamado Neville Chamberlain, reconocido por sus prácticas conciliatorias con los nazis, tanto como por mostrarse públicamente siempre munido de un paraguas negro.

Deja un comentario