Herón de Alejandría: el clarividente de la antigüedad

alejandria_conocimiento

Herón de Alejandría, notable matemático griego, uno de los ingenieros más brillantes de la historia, construyó extraordinarias máquinas, algunas de las cuales eran tan avanzadas para su época que su potencial fue reconocido recién luego de siglos; una vez que se empezaron a construir y poner en práctica, ya no dejaron de usarse, hasta la actualidad.

Durante su vida, era tal su profundo conocimiento de las leyes de la física y su creatividad en el manejo de los elementos, que su trabajo parecía obra de la magia, por lo que fue bautizado “el mago”. Esto sucedió cuando construyó la primera máquina térmica de la humanidad, la eolípila; esta pequeña máquina utilizaba el vapor como fuerza motriz, aunque para los ojos de la época se movía como por obra de un milagro. Fue destinada, por entonces, al sector de los juguetes para niños.

En el campo teórico, Herón creó la fórmula para calcular el área de un triángulo conociendo solo las longitudes de sus tres lados, dando lugar a una inmensa cantidad de aplicaciones prácticas de cálculo y mensura.

Fue autor del primer tratado de la historia sobre robótica: Los autómatas.

Y, claro, maestro en la mecánica de fluidos, diseñó la máquina hidráulica que lleva su nombre, utilizada para llevar agua a lugares situados por encima de la fuente.

La historia de Herón de Alejandría es la de uno de esos grandes hombres adelantados a su tiempo que brindaron todo su conocimiento y sabiduría al progreso de la humanidad.

Deja un comentario