Hoy se celebra el día de Iemanjá

iemanjaCada 2 de febrero se festeja en todo Brasil, el día de Iemanjá (o Jemanjá, o Yemanyá), orixá femenino del panteón yoruba, originario de Nigeria, que llegó al país con los esclavos. Dentro de las prácticas sincretistas, se identificó con la Virgen María, en su advocación de Stella Maris, la matrona de los marineros y pescadores.

Iemanjá es la diosa del mar, madre generosa, también representa la fertilidad, y es la protectora de los barcos y los pescadores, y la dueña de los frutos del mar.

La fiesta:

Desde la madrugada de ese día, las procesiones de creyentes y curiosos, ofrendan fuentes con sandías, palomitas de maíz, velas y caracoles. En las playas se encienden miles de velas blancas y celestes.

Durante el día y la noche siguiente, se realizan danzas religiosas, acompañadas de tambores y cánticos. Los fieles se llegan hasta las playas preferentemente vestidos de blanco, uno de los colores de la diosa.

Son arrojados al agua caracoles y flores, y se hacen al mar, barcas iluminadas con velas y cargadas con perfumes y caracoles.

Se botan al mar miles de cartas solicitando ayuda o agradeciendo los favores recibidos. Según la leyenda, las cartas que son devueltas a la orilla, no fueron atendidas por la santa.

Este día, por igual, creyentes y turistas comparten la fiesta de las playas, colorida y atrayente. La imagen de millares de flores sobre las costas, acompañadas por la luz de las velas, produce una impresión sobrecogedora en los presentes.

Orígen de Iemanjá:

Esta fiesta de iemanjá comenzó en Brasil en 1924, cuando 29 pescadores en Bahía, angustiados por la mala pesca, ofrecieron presentes a la diosa, en busca de su ayuda. La respuesta fue tan sorprendente, que desde entonces se continúa agradeciendo cada 2 de febrero.

En el caso de Salto este martes a las 21 horas en las costas del Río Uruguay, en Paraguay y Costanera Norte,  se procederá a la ceremonia y ritual acostumbrado con las ofrendas que en gran número surgen año a año.

Deja un comentario