¡Que divina sociedad!

En los tiempos que se corren todo es inusualmente posible o probable.

Que los 100 gramos de mortadela sean 90….que los cinco litros de nafta sean 4 y 90….que la graduación alcohólica no sea 5 sino 10….que….que… que te vendan un corte de rancho a cambio de una moto y en asentamiento?.

Muy fuerte. Tiene que ver con la concepción de mundo que tenemos. Ahora no solo nos armamos el rancho donde queramos. Sin importar si el terreno es privado o municipal sino que ofrecemos lo ilegal en redes sociales a cuenta de un comprador.

Lo triste, es que se manifiesta un mercado de “me interesa” que confirma que las malas costumbres de una sociedad acostumbrada a la tarjeta política aconsejable sigue vigente.

Como sociedad tenemos muchas más cuentas pendientes de lo que imaginábamos.

Lo positivo es que esto puede y debe cambiar pensando en….¡Que divina sociedad!

 

Daniel Caiazzo

Deja un comentario