Vergüenza y no es ajena

(Escribe Valeria Giovanoni). La explotación sexual ,comercial o no de niños,niñas y adolescentes, es un DELITO en nuestro país( ley 17815). Además de ser un hecho abominable, abusivo, promiscuo y corrupto.

El hecho de que hoy la justicia procese ,estas “MAFIAS”, es un punto a favor, para la sociedad civil que , lucha todo el tiempo con estas organizaciones invisibles e invisibilizadas, organizadas, que se creen inimputables. Es un punto a favor de la institucionalidad y las políticas públicas, de un gobierno Frenteamplista que ,transversaliza y define políticas ,de género y concientiza sobre violencia y sus tipos. Uno de los cuáles es la explotación de menores. Y otro punto a favor es, el 0800-5050, linea azul, que muchas veces reclamamos.
Dos pesos aparte, el discurso de los abogados defensores de estos delincuentes, que más allá del derecho y su asesoría, salen públicamente a hablar de “pacto” o “acuerdos”, entre sus clientes y las menores.
Nunca Sres.puede haber un pacto, entre un hombre de 40 años y una criatura de 13, vulnerada y abusada, fisica y moralmente. Nunca!. Pero claramente, aún en nuestro país, estamos en el debe.
  Esto es excepcional, que nos quede clarisimo…
Hay muchisimos casos, todos los dias , porque la explotación, es una acción,  vil y cultural, pero acciòn al fin.  De esta sociedad patriarcal que la naturaliza . A cambiarla, con acciones, porque acá también se nos va la vida!!.  Nosotrxs somos, no solo jueces, somos parte. Por esto de que, la verguenza no es ajena..

Deja un comentario