Intendencia realizará auditoría energética

Con el fin de mejorar el uso de la energía eléctrica en las distintas dependencias municipales, la Intendencia de Salto firmó un convenio para realizar una Auditoría Energética y así optimizar este importante recurso, buscando racionar de manera más eficiente el gasto en energía eléctrica.

 

El convenio fue suscrito por el representante de la empresa SEG Ingeniería, en cuya representación estuvo el arquitecto Haroldo Albanell y el Intendente de Salto, Dr. Andrés Lima. La empresa llevará a cabo la auditoría para formular una recomendación a la administración con el fin de optimizar el uso de la energía, lo que podrá ser tomada en su totalidad o de manera parcial

 

El director de la Oficina de Planificación y Desarrollo de la comuna salteña, Ing. Fernando Pellicer, informó que la auditoría energética consiste en “un análisis y diagnóstico de la situación de la Intendencia de Salto referido al consumo de energía. Tanto en lo que refiere al mejor aprovechamiento y mejor utilización y el ahorro que es posible a través de medidas de eficiencia”.

 

Pellicer señaló que la empresa contratada a tales efectos lo que hará es un “diagnóstico de toda las edificaciones y de todos los consumos. La Intendencia recibe cada mes más de 400 recibos de UTE referidos a sus distintas dependencias, por lo que hará un relevamiento en todos los servicios contratados hasta cómo está implementado el uso de ese suministro actualmente, y a partir de ese diagnóstico, la Intendencia hace una propuesta de cambios y mejora a partir del contrato con UTE, ya sea en los tableros o en los distintos componentes que integra el sistema eléctrico de la Intendencia para mejorar la eficiencia”.

 

AHORRO

 

El jerarca comunal indicó que esto implica que pueda llegar a haber “ahorros significativos de hasta el 40 por ciento del consumo mensual, y cuando hablamos de todos los servicios de la Intendencia implican los centros termales de Daymán y Arapey, todas las edificaciones vinculadas a un servicio contratado”.

 

Pellicer expresó que “la empresa se hace cargo de la inversión que insume el trabajo y una vez terminado el mismo formula un diagnóstico y elabora una propuesta. Y la Intendencia acepta la misma en su totalidad o en parte y después en función de eso la comuna instrumenta la manera en que deberá aplicar esos cambios con el fin de mejorar el uso de la energía eléctrica en sus dependencias”.

 

El ingeniero Fernando Pellicer, que dirige el Departamento de Planificación y Desarrollo de la comuna salteña, que participó de la elaboración de esta propuesta y del trabajo para la aplicación de la misma, señaló que la comuna salteña gasta alrededor de 40 millones de pesos al año en energía eléctrica en todas sus dependencias, entre las cuales se cuenta el consumo de energía de los dos centros termales de Daymán y Arapey.

 

Recordó que toda esta planificación puede derivar en un nuevo contrato con UTE que se hace en el marco de la Ley Nº18.597 de Eficiencia de Energética, reglamentada por el decreto Nº289/15.

 

En función de esta norma, la comuna abonará los servicios de inversión en mejoramiento del sistema eléctrico con el ahorro que pueda realizar a raíz de la realización de dichos cambios. “Primero se certifica el ahorro de las medidas propuestas y el pago es durante 24 meses y se paga con el 50 por ciento del ahorro”, manifestó.

 

En unos 30 días podrá conocerse el resultado de la auditoría energética que llevará adelante la empresa contratada y tras eso, la Intendencia recibirá el diagnóstico para conocer cuales son las medidas que deberá tomar para  cumplir con el objetivo del ahorro de energía.

 

 

Deja un comentario