Diez años después (Por el Dr. Álvaro Lima) Lista 800. Baluarte Progresista. FA

El presidente del club ciclista Fénix, Yunir Bordenave, deslizó en la conferencia de prensa días pasados en la comuna montevideana; su beneplácito de que Rutas de América en su 47 edición retorne a Salto. En un hito histórico, la prestigiosa competencia ciclística internacional; tendrá su comienzo en nuestra ciudad.

En un calendario de ocho días, comenzando el domingo 11 de febrero, Yunir siguió diciendo:…”agradecemos a Salto que abrió sus puertas ya que hacía tantos años que el ciclismo nacional no llegaba”…

Y es verdad. Ahí se quebró y en quien escribe, se arracimó la nostalgia de antes. Este esfuerzo, hecho presentación pública, ha tenido un recorrido. Salto merece saber del arduo y denodado trabajo de la Federación Ciclista Salteña con Waldemar Domínguez, el querido Joselo Gómez y un equipo comprometido.

Recuperaron la personería jurídica, es decir, la identidad. El punto de arranque para lo que iba a deparar la dedicación y tanto sentimiento por el ciclismo.

Congeniaron rápidamente con el departamento de Deportes, con Jorge Soto consustanciado con el proyecto de traer Rutas de América que supo ganar dos veces. Planificaron, diagramaron los desafíos para el umbral de 2018. La escuela de ciclismo con Gonzalo Tagliabúe se afianzó y las carreras domingueras volvieron a ser durante el año anterior.

Seguramente, en la Costanera tendrá lugar el prólogo de 4,7 kilómetros; para clasificar las distintas mallas de los premios. Será en la tarde del domingo 11, mientras que por la mañana, un Congreso con todos los ciclistas y equipos hará oficial a través de los comisarios de la carrera; las normas a regir durante la competencia.

El lunes de carnaval, feriado del 12, se desarrollará la segunda etapa en un circuito urbano y con entorno natural de 170 kilómetros que unirá la ciudad con termas del Daymán y la represa hidroeléctrica de Salto Grande. Finalmente, el día martes la caravana proseguirá su marcha hacia la ciudad de Tacuarembó.

Diez años transcurrieron para que Salto vuelva a vivir en su querencia, otra vez; con el ciclismo grande del país.

Han sido diez años de la última vez. Distinto de ayer, pero casi igual. Los exponentes del pedaleo son otros, nuevos equipos surcarán las rutas nacionales, los patrocinantes siguen invirtiendo y la añoranza de aquellas voces de la carrera, con Leo Mariño, el Gallego Regueiro y Ruben Cóppola, deambularán trayendo el antes a éste presente.

Nuestro Departamento recibirá en breve una conmoción deportiva. Ciclistas, técnicos, mecánicos, los equipos y su logística, miembros de federaciones departamentales, de firmas comerciales, de la Cámara de Industria, del Ministerio de Turismo y Deporte, de la Secretaría Nacional del Deporte con sus stand de promoción y cronistas especialistas que difundirán la competencia. La transmisión de la prueba por TV y la más amplia cobertura, corresponderá a la televisión nacional TNU; canal oficial.

Los hoteles salteños, posadas, pensiones y clubes deportivos abrirán puertas para la caravana multicolor. El comercio local se reactivará y los gastronómicos se preparan. Es que, Rutas de América es mucho más que ciclismo.

Estamos ante un fenómeno mega social, turístico, cultural y deportivo formidable. La Federación Ciclista Salteña y la Intendencia salteña han luchado y mancomunado ideas y acciones para éste logro deportivo. Y el público todo ya lo palpita.

Se viene el pedalear por todo el país. Y Salto se apresta, lo quiere de nuevo. Acá, entre su gente. Como siempre ocurrió. Aún hoy, diez años después

Deja un comentario