El ambiente nos determina (Por el Dr. Álvaro Lima) Baluarte Progresista Lista 800. FA

Con muy buen suceso se viene implementando el proyecto comunitario promovido por la Intendencia salteña, el Centro Comercial e Industrial local y los comercios adheridos hacia la reducción gradual del uso de las bolsas de nylon.

Una iniciativa de preservación ambiental que va procurando la concientización en la protección y cuidado del hábitat y del mundo circundante. Sabedores de que en la acumulación de  esfuerzos regionales gana nuestro mundo.

Una de las metas trazadas, al comenzar el período de la actual administración departamental fue su reorganización, desde la Unidad de Recolección y Barrido donde consistió en generar propuestas educativas en pos de preservar los buenos hábitos y focalizar acciones hacia la calidad de higiene pública.

Todas las líneas trazadas refieren a una sana preocupación por las cuestiones de salud colectiva. Y el contar con una ciudad que paulatinamente pueda combatir los materiales no reciclables, los desperdicios que contaminan y aquellos componentes que obstruyen a la planificación comunal, los que son muy bienvenidos.

El excesivo uso de las bolsas de nylon, ocasionaron graves problemas en el contexto de las seis inundaciones padecidas por nuestra ciudad entre 2015 y 2017. Ahí se adquirió real conciencia del daño provocado. Había que actuar. Y para ello, desde calle 19 de Abril y Zorrilla, el director y los funcionarios se animaron a pensar juntos.

Las alcantarillas y las bocas de tormenta en el mismísimo casco céntrico obstruyeron la circulación del agua que buscaba la canalización hacia el río Uruguay. Ambos arroyos que surcan Salto, Ceibal al sur y Sauzal al norte, encontraron en el nylon una represa difícil de sortear.

Después lo conocido, las “enchorradas” que inundaron decenas de viviendas, las cañerías obstruidas y personal del Cecoed y del Departamento de Obras a trabajar denodadamente.

El sistema de contenedores de residuos domiciliarios, ha significado un paso adelante en la higiene pública y ha concentrado el nylon; antes diseminado por cuadras. Los perros callejeros ya son menos haciendo de las suyas y las enfermedades virales la tiene más difícil a la hora de capturar vidas humanas. Enhorabuena ese combate.

El ambiente es determinante en la gestión que propone don Fernando desde la Unidad de recolección. Ya hemos hecho mención a los logros funcionales; hoy nos abocamos a las políticas de gobernanza en pos de la defensa del bien más común de todos: el mundo del ambiente.

Otro mojón trascendente es el acuerdo con más de veinte empresas en el ramo carnicería, supermercados mercados de frutas y verduras para el retiro de los desperdicios en días y horarios previamente coordinados.

Sobrantes de mercadería perecedera que, hasta que no pasa el camión recolector quedan en las cámaras en frío para paliar su descomposición. Por tanto, el interés general por la salud y la higiene ambiental es prioridad para el gobierno de Salto.

Nuestro Salto, con éstas políticas promovidas por la comuna, está en sintonía con las disposiciones  acordadas en el convenio Macro de Cooperación entre los organismos internacionales de ONU y el Uruguay.

En ese sentido, el país enfrenta el reto de articular los procesos de crecimiento económico, la transformación de la agroindustria y la inserción internacional, asegurando que la intensificación de la presión sobre el medio ambiente sea sostenible.

En tal sentido, nuestro país, apoyó la Declaración de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible (Río + 20). En Salto, el proceso está garantizado.

Deja un comentario