Cuando juega Uruguay, vemos quien es el intendente………

En los tiempos que corren nos preocupamos por saber si Uruguay juega con línea de tres, avanza a octavos, es primero o enfrenta al más poderoso de todos en un tiempo irreal, distinto: hace rato no clasificábamos directamente a un mundial y mucho menos en dos partidos nos metíamos en la próxima fase.

Ese tiempo de exitismo nos da otras licencias, otros tiempos, otras oportunidades. Podemos aprovecharlas en el bien común o podemos trabajar desde las sombras esperando que el impacto sea poco, escaso, limitado.

Lamentablemente en ese último razonamiento anunciar medidas tiene que ver con ese juego perverso: aprovechar la centralización de un tema de todos y todas y minimizar el impacto.

Resulta que desde el viernes se manejan cambios en el gabinete municipal, con nombres y apellidos. Resulta que no ha sido una semana más, una representación del Frente Amplio fue a pedir al intendente alinearse, no ceses, alinearse, ser coherentes con la fuerza que lo puso al frente del gobierno. Sin clientelismos, sin promesas, sin compromisos sin sustentos, sin promesas especuladoras.

Sin ceses.

Sin embargo desde el viernes “alguien” filtró ceses para el lunes y movimientos. Alguien muy cercano al intendente, alguien que firma justamente esos ceses y hace el trabajo por decir “sucio”. Alguien convencido que gobernar pasa por cuestiones tan básicas como saber si se es más lindo o más inteligente que el resto, si “fulana” habla o no habla, si “sultana” lo llama o espera su llamado o, lamentablemente, piensa que un sindicato es una “manga de negr…….malenseñados”.

El mismo señor que con o sin firmas escribe en portales desde el anonimato, o con nombres de personas que sabemos no pueden escribir “buenos días” sin errores en portales operarios de la derecha, el mismo que lidera un “congreso de notables acostumbrados a caer en paracaídas” y el mismo que delinea estrategias aún incluso por encima del propio director de comunicaciones, es el verdadero “hombre desde las sombras”.

Y es el mismo que escribe con firmas del intendente y su hermano, marcando los lineamientos políticos de una agrupación que pretende armarse y nunca termina de hacerlo. Ese es quien anuncia ceses, utilizando los medios de la derecha por su afinidad laboral que no figura en “su” currículum.

Ese ser oscuro, cobijado en un cargo al que cayó regalado, sin saber cuando el Frente Amplio ganó donde quedaba el baño de la departamental, es quien hoy marca el rumbo.

Es el mismo que en un gobierno inicialmente técnico, acompañó y firmó los ceses y aceptó renuncias de quienes pretendieron hacerle ver otra realidad.

Y tira nombres de ceses porque habla a las claras que no tiene el mínimo contenido político del cargo que ostenta….

Y menciona líneas de conducta y dicta cátedras cuando en la primera de cambio responde como disparador automático “es información interna”.

Evidentemente que le tira no un problema sino terrible problema al intendente. Firmará Lima esos ceses de cargos de confianza que ni remotamente manejaban esta posibilidad?. Aprovechará el mundial y que Uruguay juega a las 11 para hacerlo?. O, esperando que efectivamente responda a una forma correcta de actuar, no dará la razón a trascendidos de uno de sus hombre de confianza preocupados en que la información se filtrara?.

En esta historia de “egos particulares”, está bueno reconocer que los líderes políticos del departamento en los últimos 25 años nunca se sintieron propietarios de miles y miles de votos sino que siempre defendieron una forma y un contenido político que quien evidentemente hoy, aprovechando su lugar, filtra lo que a su individual beneficio, entiende es correcto.

Generar hechos políticos pasa por otra cosa. Pasa por responder con voz de mando, con orientación, con criterio y defendiendo aquello de una fuerza caractetizada en lo colectivo, en lo de todos y todas y no en lo del tome y daca a cuenta de votos que todos saben pueden cambiar la noche anterior a una elección.

Es preocupante, es honestamente catastrófico, jugar con familias, con militantes (más o menos pero militantes al fin), manoseando nombres a cuenta de su propio ego.

Bueno estaría que quien una vez más lo hizo, descubriendo donde queda el baño del local del Frente Amplio, encuentre el camino del lugar donde se reúne la mesa política para dar explicaciones porque se puso una camiseta de zurda cuando en verdad le pega con la derecha y feo.

Daniel Caiazzo.

Dejanos Tú Comentario