«La Grieta»

En Argentina se impuso. La grieta entre el kichnerismo y el macrismo significó un duelo que vive y convive el pueblo argentino. En Uruguay ha sido izquierda y derecha. Grieta ideológica. En Salto ha pasado a ser la grieta del descubrimiento. La derecha acciona solapada, silenciosa, negociadora. El despropósito y defalco más grande del.departamento los tiene hablando hoy de seguridad. Y plantean propuestas. Y plantean respuestas. Y plantean soluciones. Los mismos que participaron de lo que hoy es Salto.

Presupuesto acotado. Inversiones arriesgadas por servicios a la.gente. Futuro que se maneja día a día con responsabilidad.

La grieta llega tan bajo que para hacerse visible en lo departamental pega en lo nacional.

La grieta plantea que por un cartel muy bien pintado por Uruguay se reclamen pozos.

La grieta plantea que por desmentir se tilde a uno de alcahuete proponiendo encuentros personales.

No nos hace bien la grieta. Nos hace bien pensar en capitales. Capital es el funcionario municipal que «cobrando» siempre responde. Capital es lo colectivo y no lo individual. Capital es entender que en la changa pasamos muchos pero otros muchos van a seguir defendiendo gestión.

Lo del principio. La derecha se mueve. Armando estrategias que seguramente resolvieron candidaturas y resolución de votos. Yo a lo nacional…vos a lo departamental.

No incentivemos «La Grieta»…Que se discutan proyectos colectivos, sociales, equitativos, para todos y todas.

Daniel Caiazzo

Deja un comentario