Treinta pescadores quedarán sin ingreso pa’ la olla

A partir de un decreto firmado por el presidente de la república, aconsejado por el ex ministro de ganadería, Aguerre, los pescadores artesanales ubicados desde los mil metros de la represa de Salto Grande hasta el Puerto de Salto, no podrán buscar su sustento para vivir.

La medida establece que en un primer paso deberán justificar su presencia en esa zona, un segundo paso feriados, carnaval o turismo, acreditarse, y el definitivo que no podrán hacerlo.

Si se permitirá la pesca deportiva que significa palabras más o palabras menos, permitir que quienes realmente hacen negocios rentables del Río Uruguay puedan seguir haciéndolo.

Esto es en referencia a esas grandes camionetas con grandes embarcaciones muy bien equipadas, que uno y otro día, comparecen en el conocido “turismo de pesca”, cobrando sus buenos precios y no teniendo fiscalización alguna.

Por todos es conocido que la ilegalidad de redes, de camionetas de gran porte levantando toneladas de peces, equipadas hasta con equipos de frío, ha sido moneda corriente en los últimos años. Pues bien, la decisión es que quienes logran pescar con “chalanas”, tirando anzuelos para enganchar con suerte algún “bagre” o “boga”, pa’ poder venderlo, viviendo fríos, lluvias, calores, sin comunicación, serán quienes no lo podrán hacer más.

Si quienes tengan en redes la propuesta de “turismo de pesca garantizado”……a lo que habría que sumarse: “sin fiscalización”.

Deja un comentario