A veces no… ¡siempre!, hay que embarrarse las «patas»

andresçUno puede suponer que la dinámica de todos los días, la responsabilidad de conducir los destinos de un departamento que reclama mejores condiciones de vida, sin pozos, sin basura, sin luces apagadas, sin, sin y sin, lleven a que quien ocupa ese cargo de decisión, sea ajeno a la realidad.

Sin embargo, por casualidad, el intendente Lima aparece en media mañana en la Colonia 18 de Julio, promoviendo el escuchar, el intercambiar, el esperar que ese tiempo de mejores tiempos lleguen.

Podrá decirse lo que se quiera al respecto, que una cosa o la otra, pero que a veces como lo dijo un histórico y nunca bien ponderado ministro de este país, para conocer la realidad no hay nada mejor que «embarrarse las patas».

Dejanos Tú Comentario