Digame licenciado……

Digame licenciado…

Licenciado…..

Y así comenzaba el diálogo de personajes tan entrañables que en nuestra niñez nos acompañaron en el viejo Punktal blanco y negro que de a ratos marchaba a golpes.

Y hoy esa frase parece ser el centro de atención de todos. ¿Es Raúl Sendic licenciado?. Tiene título?, lo utilizó alguna vez como carta de presentación?, fue presentado oficialmente como tal?, compró el título en Cuba?.

Y tantas otras especulaciones que se dan en torno al tema de la semana. Incluso un diario digital, no portal, de este bendito departamento se da el lujo de levantar una noticia de cuanto sale comprar un título en Cuba.

Está todo bien, como dicen los gurises, pero desconocer lo que es Cuba en educación (se preparan los mejores médicos del mundo que en su mayoría luego actúan como médicos sin fronteras), es pre suponer que Sendic debe ser ahorcado en plaza pública porque él mismo reconoció (aparentemente) a un medio que opera incondicional y sistemáticamente para la derecha, que no era licenciado revalidado en Uruguay.

¡Que terrible! Dijo la abuela.

¡Es macho! Dijo la partera

Y la muchedumbre respondió con un rotundo y contundente…….¿yyyyyyyyyyyyyyyyyy?

Parece que nuestra vida cambió a partir de este divague mediático al que se sumaron todos. Redes sociales, diarios, medios digitales, radios, televisión y ainda mais; pero nuestra memoria no bifurca que en otros tiempos hubo situaciones terriblemente graves de las que no hicimos tanto ruido.

Recuerdo, por haberlo vivido, cuando Lacalle siendo presidente tenía una de las extensiones más grandes forestales del país adelantándose a otros tiempos que eran ni más ni menos que la instalación de una pastera.

Recuerdo cuando el inefable Jorge Batlle dijo que iba a vender todo el oro si era presidente.

Recuerdo, en la salida de mi pubertad, cuando un Sanguinetti gobernó en su primera presencia presidencial como operador de una dictadura que no quería terminar de irse de este país.

Pero en la medida que repasamos hechos de la historia reciente, interpretamos porque suceden estas de ahora. Somos una sociedad que aprendió a convivir y a existir sin memoria, sin educación, sin cimientos, sin sentido, sin reclamos, sin, sin, sin.

Y ponemos el grito en el cielo cuando el empleado reclama. Porque eso somos…… Servidores de nuestra conveniencia circunstancial.

Si gana Uruguay arriba Maracaná, si pierde, es lo único que nos queda.

Sendic debe estar atravesando hoy uno de sus peores momentos, fue registrado enemigo y lo atienden hoy, mañana, pasado y anteayer si queda lugar. El apellido ni siquiera ayuda. No colabora.

Evidentemente que ante esto, debe salir a justificarse, a demostrar, a comprobar, a presentar pruebas.

¿Que cambia que sea o no licenciado?. ¿Alguien se lo ha preguntado desde la sencillez?.

Que se sepa nadie cursó ningún curso de genética humana en este bendito país. Que sepamos ni siquiera al 99,9% de los uruguayos se nos pasaría por la cabeza hacer un curso de esos. Pero claro, Sendic llevó a la bancarrota a Ancap y ahora, para colmo, no es licenciado.

Y bue, como dijo un parroquiano amigo: “somos tan especiales que nos horrorizamos con una teta afuera en carnaval pero pagamos miles de dólares para ver las dos en Río”.

Y eso somos.

Digame licenciado…..

Licenciado……..

Daniel Caiazzo

2 Responses

  1. Esther Baratta dice:

    Estimado Daniel, pensé que nadie se hacía esa pregunta tan sencilla ¿qué cambia que sea o no licenciado???, me parece que no podemos dejarnos manipular por los medios, hay cuestiones mas importantes en el país como para preocuparnos. A mi en lo personal y pienso que al país en general nada le cambia que el Sr Vice Presidente posea o no un título universitario

  2. Roberto Recuero dice:

    Estimados, que no sea licenciado cambia y mucho. De hecho ya nadie le puede creer al Vicepresidente de Uruguay porque nos mintio a todos. Que otros personajes hayan tenido una conducta inadecuada en el pasado no habilita a los que estan ahora a hacerlo. Seguimos actuando de forma corporativa dirigentes, militantes todos a la defensa de lo indefendible. El Frente y sus fieles estan actuando del mismo modo que sus antecesores. Parece que no han aprendido nada del pasado. Se sigue opinando y actuando con la camiseta puesta. De esa forma no hay buenos augurios para el futuro.

Dejanos Tú Comentario