El tranvía

fotografias del salto antiguo (532) calle uruguay decada de 1910(Escribe: Pablo Villaverde) El servicio de tranvías, que llego tardíamente a la ciudad de Salto, tiene una antigua y complicada historia.

En 1870 se propuso por parte de Luis Revuelta a las autoridades competentes la construcción de un servicio que arrancando del muelle del puerto tomaría por calle Arapey (Brasil) ingresando a la ciudad y hasta la estación del ferrocarril (Estación Midland), pero la negociación nunca se formalizo.

Poco después un Sr. Panelo presento a las autoridades un proyecto similar también sin éxito. Alfredo Trianón, en nombre de la Sociedad Anónima del Tranvía del Salto fue quien obtuvo del Gobierno de Lorenzo Batlle, en 1872, la autorización para el establecimiento de un tranvía a sangre o vapor.

La compañía no tenía ninguna garantía ni subvención de intereses; la obra debía estar terminada en dos años a partir del otorgamiento y debía ligar las tres plazas públicas por calle Uruguay además de una vía se tendería por calle Dayman (Artigas) desde Plaza Treinta y Tres hasta donde se creyera conveniente.

El 1º de febrero de 1873 se inauguraron las obras, pero poco después la Sociedad Trianón no pudo continuar y al año siguiente un sindicato local integrado `por varios miembros, entre ellos Prudencio Quiroga, padre de Horacio, tomaron a su cargo la obra del tranvía.

En 1875 sobrevino la bancarrota de la compañía y el tiempo destruyo el único vagón que llego a armar dicha empresa.

En 1877 una nueva concesión fue otorgada a José María Fernández, de Paysandú lo cual termino con un intrincado y largo juicio en la Junta Económico Administrativa, pues tampoco llego a término la obra.

Recién en 1899 un residente alemán, Juan Nicolás Schuch llevó a cabo la idea incubada durante 26 años.

Las líneas de tranvía atraviesan la ciudad de un extremo a otro por calle Uruguay, con un ramal paralelo por calle Dayman (Artigas), del que sale otro que va por calle Larrañaga hasta el cementerio.

En total se extendieron finalmente 18 kilómetros de vías que incluían también ramales suburbanos que comunicaban, por ejemplo, la ciudad con el hipódromo.

Dejanos Tú Comentario