Quinto Elemento

Tu portal de noticias

Será un mito lo de la inseguridad……

columnista1(Escribe: Dr. Juan Romero). En los últimos 10 años para establecer una fecha ha emergido con fuerza el tema de la inseguridad pública pareciera que antes de esos 10 años no era un tema, en fin, emergieron ladrones, homicidas y sinvergüenzas en los últimos tiempos que diría Discepolo en tan geniales letras de tango de su época. Pero bueno, ¿qué será que paso en el pago? Cómo entre los años 2009 y 2014 en el CENUR Litoral Norte desde la cátedra de Estadística Social se hicieron estudios por medio de encuesta sobre el consumo de sustancias, allá por el 2012 y 2013 nos hicimos esa pregunta sobre la inseguridad en la ciudad de Salto, para lo cual se investigó sobre estudios en otros países y que tipo de instrumento se desarrolló sobre un tema tan sensible. Se encontraron diferentes estudios aplicados en el continente, es más existe un observatorio a dicho nivel por parte del BID (http://www.seguridadyregion.com/) y desde allí se construyó un conjunto de preguntas como integrantes del instrumento (formulario) para acercarnos a tal problemática. Se entrevistaron durante los dos años (2012 – 2013) 641 personas las cuales informaron sobre si había sido robado/rapiñado (hacerse de un bien por medio de cualquier tipo de violencia) en el último año, un 16,5% en 2012 y 14,4% en 2013 sí habían sido robados. Luego aquellos que fueron robados, ¿cuántas veces? En el 2012, un 84% hasta dos veces, en el 2013, un 75% una vez. Luego se siguió inquiriendo, ¿en dónde lo robaron? En el 2012, entre aquellos que fueron robados el principal lugar fue adentro de la casa situación vivida por el 54% de los mismos, mientras que en el 2013, nuevamente adentro de la casa fue el principal lugar del robo para el 54% de los afectados. Ahora, si lo comparamos con el país y a nivel continental como sería la cosa, bueno, si se observan los datos del observatorio citado para los mismos años en Uruguay se habían denunciado ante la policía en el 2012, 15.414 robos y 16.718 en el 2013 se cae en la tentación de concluir hay más robos en Salto que en todo el país, pero hay que hacer una aclaración nada menor los datos del observatorio tienen como fuente el Ministerio del Interior es decir, cuando la víctima hace la denuncia respectiva. Entonces como primer dato tenemos que existe una muy fuerte diferencia entre lo que se denuncia y efectivamente ocurre. Pero si continuamos en la línea de lo aportado por las personas en la encuesta (para quienes no hay robo chico o grande, es robo, puede ser una ropa del tendedero, garrafa, la moto o las joyas de la abuela, seguramente la ropa no lo denuncie pero la moto sí), la tasa de robos en Salto (fórmula de cálculo TRo= (Ro)/(TP)*100.000, Ro: Número total de denuncias por robo. TP: Población total a mitad de periodo) sería de 15.000 cuando el país es de 495 en promedio para los años 2012-2013, es decir, 30 veces mayor pero nuevamente hay que tener cuidado con las conclusiones, el 495 es de robos denunciados y el 15.000 de Salto es de lo declarado por los afectados. Aquí vale una aclaración para futuros estudios, el mejorar el instrumento de medición para detectar en la población los hechos de robo/rapiña y de hurtos, dado que hay diferencias y muchas veces se lo vive como un todo igual. Entonces, estamos peor, mejor o igual, si uno mira el informe del Ministerio del Interior con datos del 2013 y 2014 para el caso de Salto, la tasa de robo es de 81, sí, 81 una clara diferencia con el 15.000 de lo declarado, ese 81 es de lo denunciado, es decir no superan las 90 rapiñas o robos denunciados. La pregunta es ¿por qué la gente no denuncia? Pero si se compara ese 81 con la tasa de robo/rapiñas del país de 583 en períodos similares, la del Uruguay es una situación intermedia a nivel continental, México, Brasil y Argentina tienen tasas bastante superiores, mientras que en Salto la situación está bastante por debajo de la tasa país. Entonces, ¿por qué es tema cotidiano de preocupación y cuasi alarma pública? Bueno, el mosquito del dengue por un tiempo parece que será titular de 16 columnas, no tengo una respuesta contundente pero hay que volver al principio, en el caso local la mayoría de las rapiñas/robos ocurren adentro de la casa y no hay dudas que es una situación traumática para la familia y lo que cambia no es la cantidad solamente sino la calidad del delito cometido, ya no se respeta la intimidad del hogar y es así, los códigos de los delincuentes han cambiado. Finalmente, otro dato que surge del estudio universitario y llamativo (en lo personal) es que estos robos se asociación muy poco con el nivel socioeconómico, el sexo de la víctima (aunque hay una leve tendencia de mayores robos a los más pobres y mujeres) y la educación, sino que serían los menores de 35 años el público afectado, es decir, quienes declaran ser más víctimas de este delito serían los más jóvenes sin embargo no son titulares de prensa, quizás por aquello del necesario mito de que los jóvenes no son como los de antes, ahora no les importa nada y aparte son los delincuentes. Finalmente, el tema de la seguridad si se le pone la lupa desnudará situaciones invisibles al ojo cotidiano pero mejor que creamos que estamos inseguros. Hasta la próxima pero basta ya de mitos.

Acción no permitida! HostingServicios.com