Usina Eléctrica (artículo publicado en Álbum del Salto (1910))

salto en su centenario (45)La iluminación de la ciudad va a experimentar una gran transformación con las nuevas y poderosas máquinas que acaban de instalarse en el local de la Usina de la Luz Eléctrica (ubicada en la intersección de  las calles Artigas (Zorrilla) y 19 de Abril), cuyo edificio ha sido también modificado de una manera que hoy llama justamente la atención por su amplitud y hermosura.

Las adquisiciones de las modernas maquinarias y su instalación, han estado a cargo del competente ingeniero electricista, director técnico de la Usina D. Augusto Grivot, lo mismo que las obras de albañilería, siendo secundado (en éstas últimas) con acierto y preparación por el constructor D. Juan Mompoey.

El propietario de la Usina Sr. Agustín Maymús, con motivo de la nueva prórroga otorgada en el usufructo de la antigua concesión, ha invertido en reformas y ampliación del edificio que ocupa esta, adquisición de motores y dinamos, batería de acumuladores y materiales diversos, la suma de 100.000 pesos. Una vez que se den por termina das las obras que desde hace un año y medio se vienen realizando, será la Usina eléctrica más moderna con que cuenta el  país, con exclusión de la de Montevideo, estando habilitada para

suministrar energía eléctrica diurna y nocturna lo que vendrá a favorecer el desarrollo de pequeñas industrias locales, brindando a la gente pudiente la ventaja de los ventiladores tan necesarios en regiones como esta donde el calor llega en verano a temperaturas crecidas. Las reformas y ampliación de servicios en la Usina beneficia directamente al Municipio, pues la Empresa se obliga a alumbrar un radio de la ciudad, comprendido entre el Puerto, la plaza 18 de Julio (Plaza Artigas) y calles Arapey (Brasil) y Daymán (Artigas), con arcos voltaicos en número de cien y distribuidos en las bocas calles y en los centros de cuadras.

Además de esta mejora indiscutible para la mayor animación nocturna de la ciudad del Salto, se amplía el actual servicio de alumbrado en las otras calles, con doscientas lamparillas, cambiándose los viejos soportes actuales por elegantes pantallas del último modelo.

Es digna de aplauso la meritoria obra realizada por el señor Maymus, quien nos consta, ha hecho desembolsos mayores que lo convenido en el contrato, en su afán noble y plausible de secundar

la obra transformadora que se viene operando día a día en la capital del Norte.

Dejanos Tú Comentario