Odiamos el autobombo….. pero nos «re gusta»

Nos hubiese gustado ser noticia con informaciones como que Salto está siendo reconstruido, como que el duelo de un lado o del otro se va aplacando y todo vuelve a ser lo que era nuestra ciudad.

Aquella de dormir la siesta con la puerta abierta. De andar en bicicleta sin destrozar una o las dos ruedas. De no ver a simple vista una bolsa de basura, una poda, un basurero, en la esquina.

Aquella de «buen día vecino», la misma de «bien y usted vecino».

Aquella de «que buena naranja la de ustedes, naranjeros».

Aquella de «que lindas termas, que costanera, que vecindad».

Sin embargo este departamento, esta administración y por consiguiente este portal, trascienden a lo nacional porque tres ediles de «carnaval» (en Rivera) hicieron lo que no debían hacer: usar los bienes públicos.

Y trascendemos porque lo que un intendente debía hacer, lo hizo, denunciar, públicamente. Evitar que se convirtiera esto en un «circo» político», mediático, cansador, sucio, y dar los nombres de los responsables.

Nos llamaron de muchísimas radios del país, mencionando este portal como comunicador de todo lo que estaba pasando. La primera sensación fue de satisfacción, volvimos al ruedo, al grande, la segunda………….que pena.

Pena porque si yo hago «macanas», como las hice, reconozco y me las banco, y si me las habré bancado….. Y es más, me expongo al escarnio público, porque se que es de mi absoluta responsabilidad, porque de eso se trata.

No acepto el juego del pa’ adentro digo: si me equivoqué y pa’ afuera, espero decisión de la investigación y me declaro «independiente». Recurso para quienes realmente no sienten que la herramienta no es uno mismo, somos todos. Todos

Y el papelón quedó expuesto, para quienes sabemos la «verdadera milanesa», es sentir que contenido, ideología, honestidad, actuar bien y tantas otras cosas más, fueron simplemente recursos oportunistas para acceder a los bienes públicos y pensar que nadie se iba a enterar que la estábamos pasando «bien» a costillas de todos.

Que sirva de ejemplo. Este departamento se acostumbró a pensar que el bien de uno está por encima del de todos. Pasamos años de nefastas decisiones y donde muchas cosas quedaron «tapadas». El nuevo tiempo llegó, nos hacemos cargo de todo y con dolor decimos, caiga quien caiga, y nos parece un buen mensaje, por lo menos crea credibilidad. Por lo menos.

En toda esta historia, www.quintoelemento.uy, ha sido noticia a nivel país, nos hubiese gustado serlo por otro motivo.

 

 

Daniel Caiazzo

Dejanos Tú Comentario