Salto en lo más alto de la región

(Escribe Carlos Herrmann. Periodista deportivo y Entrenador de fútbol). La reciente obtención de la selección salteña mayor como mejor del regional norte merece ser valorada porque se suma a los dos torneos anteriores en que también fuimos los mejores por esta parte del país. En un torneo de diez selecciones ser el mejor no es poca cosa y marca una época sin dudas de hegemonía en la región por sobre selecciones capitales como Paysandú, Artigas, Mercedes, Fray Bentos y el mismo Tacuarembó que en las últimas ediciones perdió protagonismo. Todas esas selecciones mencionadas fueron eliminadas por Young y Nueva Palmira, equipos a los que Salto superó en semi -finales y finales respectivamente para llegar a levantar la copa en disputa el pasado domingo.

Intentando argumentar el ciclo exitoso de Salto en estos tres años, debemos partir de la organización, el respaldo, las comodidades que han tenido las selecciones. Aunque este año estuvo en duda hasta último momento la participación, fue porque las exigencias anteriores había que mantenerlas en cierta forma, lo que no es nada fácil por el presupuesto alto que se maneja. Con el apoyo de colaboradores y sponsor, más la experiencia de neutrales y comisión de selección se pudo decir presente y alcanzar el protagonismo anterior.

En lo netamente futbolístico para este año se cambió el cuerpo técnico totalmente, con estilos distintos entre el actual director técnico Alcides Nieto y el anterior Ramón Rivas. El plantel tuvo variantes respecto al campeón Nacional en un 50% aproximadamente, de todas formas los jugadores que repitieron en casi todos los casos han obtenido la “chapa” de jugador de selección.

Además si repasamos las tres últimas selecciones podemos notar que de año a año ha cambiado la mitad del plantel por lo menos, lo que habla de que a pesar de las modificaciones en la estructura, Salto sigue siendo protagonista, ganador porque en nuestro medio se pueden armar tres selecciones por lo menos para competir en la Copa de OFI.

Eso último se explica por lo competitivo que es la liga local, lo que invierten los clubes para ser campeones del torneo más importante en el interior del país. La cantidad de partidos disputados, la dificultad que te generan todos los rivales, le han dado un plus a Salto sobre el resto. Sin dejar pasar la preparación física en los clubes que se traslada a la selección, ya que en casi todos los clubes de primera se entrena muy bien, en algunos casos a la altura de un equipo profesional. Los jugadores de departamentos de la región prefieren venir a jugar a clubes salteños por el aspecto económico, algo que viene de varios años muy por encima de las demás ligas en que sus torneos locales han perdido el interés, el ejemplo más notorio es el de Paysandú. Las tres últimas selecciones han tenido jugadores que llegaron de otros departamentos, no lo vemos mal a eso, ya que lo han potenciado a Salto, los casos puntuales en la actual selección son los de Ricardo Laforcada y George Dos Santos con destacada actuación.

Podrá gustar o no el estilo de juego de la selección salteña actual o las anteriores pero lo que no se puede discutir es que Salto está en lo más alto a nivel regional, ya fue el mejor del interior y en esta edición va por repetir y así seguir marcando una época exitosa.

Dejanos Tú Comentario