El otro lado de los cuentos tradicionales

¿Quién no conoce al menos un cuento tradicional?. Seguro que todos y todos conocemos muchos de esos cuentos tradicionales que de pequeños/as nos contaron en casa, en la escuela o bien, vimos en películas, especialmente recreadas por una de los gigantes en esto de la animación como es Disney.05_1880_little_red_riding_h_493076027

Pues bien, ¿nos hemos parado a pensar que mensajes subliminales son los que nos lanzan este tipo de cuentos y películas animadas?. Tradicionalmente se nos han vendido como cuentos aparentemente inocentes, que nos dejaban un mensaje de compañerismo, amor, fidelidad, historietas en las que siempre triunfa el bien sobre el mal y en el que se logra una vida de paz y tranquilidad. Pero sin negar todo lo dicho, también tenemos que saber que estos cuentos tradicionales como canales de socialización que son, transmiten y perpetúan en el tiempo valores y roles tradicionales, sexistas, en los que se observa una imagen de los géneros, especialmente de las mujeres, muy lejos de lo que deberían ser hoy. «Los cuentos tradicionales a menudo presentan estereotipos con grandes sesgos sexistas», manifestó María Luisa de Francesco a Quinto Elemento, agregando que, «la sociedad y cultura occidental ha sido discriminatoria a lo largo de los siglos». Los cuentos tradicionales han servido y siguen sirviendo para transmitir y mantener los prejuicios sociales, al ser sus personajes modelos que niños y niñas imitan. Debemos saber además que la mayoría de estos cuentos a los que llamamos tradicionales se inventaron hace muchas décadas, incluso algunos hunden sus raíces hace siglos y, claro, ¿cómo era esa sociedad en la que se inventaron?. «Esos cuentos son un producto del tiempo y de la sociedad patriarcal en el que se crearon», manifestó María Luisa. Algunos de estos cuentos tradicionales merecedor de análisis, crítica y transformación serían: Caperucita roja, Blancanieves y los 7 enanitos, Cenicienta, La Bella y la Bestia, La ratita presumida, La bella durmiente, El mago de oz, Las tres hilanderas, La Sirenita.

De Francesco además manifestó además que «las historias originales deben rescatarse, dado que duele mucho cuando transforman historias en películas que no tienen nada que ver con los autores, por ejemplo Pocahotas, que era una mujer que debió venir a la civilización y la civilización la destrozó, o la propia Cirenita que en la película se transforma y en la versión original Cirenita muere».

Para los interesados en oír las versiones de estos cuentos que nos han acompañado desde nuestra niñez, Maria Luisa de Francesco estará brindando una charla abierta el 13 de abril en la Inspección Departamental de Secundaria a las 9.00 horas.

Dejanos Tú Comentario