Más prolijidad y coherencia

(Escribe el Dr. Carlos Albisu. Aire Fresco. Partido Nacional). El Partido Nacional hace las cosas con seriedad, no le gusta actuar y obrar acorde a las necesidades del momento y al grito de la tribuna. Nosotros nos obligamos a estudiar las cosas, a analizarlas, a tener en cuenta el contexto de las realidades y miramos el impacto que tendrán al largo plazo antes de tomar una decisión porque se trata de tomar decisiones sobre cosas serias, sobre aspectos relevantes en la vida de la gente como son las decisiones de gobierno, para mejorarlas, aprobarlas o descartarlas.
Por eso dijimos desde un principio que el presupuesto departamental se tenía que haber discutido más y también debía haberse estudiado mucho más en la comisión correspondiente. Por tal motivo, es que nuestros ediles también fueron claros cuando marcaron precisiones en la falta de votación artículo por artículo en la comisión encargada de analizar y estudiar el proyecto, con la finalidad de conocer aún más el contenido a la hora de plantearlo en el seno del plenario de la Junta Departamental.
Desde nuestras filas, los ediles blancos fueron los impulsores de que el proyecto de presupuesto volviera a la Comisión para poder ser analizado con mayor detenimiento y hacerle los aportes que el mismo creíamos que merecía, y de esa forma íbamos a lograr enriquecer las cosas con mayores ideas que podían ser tomadas o no, pero que en definitiva toda idea aporta, suma y hace ver otros pareceres que siempre son importantes, porque los plazos legales para poder discutirlo antes de votarlo aún sobraban y cuando las cosas se hacen a las apuradas, por exigencias o ansiedad, generan cosas como éstas donde al final no hay acuerdos ni apoyos, porque no hay nada claro.
Desde el Partido Nacional le tendimos una mano a Salto como siempre lo hemos hecho, en todo momento, le tendimos una mano a quienes gobiernan porque en su suerte está el destino de la población. Pero no nos pueden exigir que votemos un presupuesto desprolijo, inflado y que además no se manejó por los carriles correctos.
Los blancos queremos que las cosas se hagan bien y para eso en esta instancia faltó discusión, falto análisis y sobre todas las cosas faltó tiempo para ver distintas posiciones y leer las cosas con mayor detenimiento.
Una de nuestras banderas siempre ha sido la coherencia y la prolijidad en el accionar, porque nos proponemos conseguir siempre los mejores resultados y de esa manera seguiremos trabajando, y exigiendo a quien gobierne que actúe de la misma manera, lamentablemente no fue así en este caso, de igual forma Salto siempre podrá contar con nosotros porque nos exigimos a nosotros mismos para darle lo mejor a nuestro departamento.

Dejanos Tú Comentario