Reducción sustancial de la pobreza y la indigencia

(Escribe Dra. Mónica Cabrera). Transitamos el tercer período de gobierno nacional, y avanzamos no sin dificultades en un nuevo período de gobierno departamental, luego de la histórica victoria del año 2015 contra todos los pronósticos, lograda a base de trabajo militante consecuente y decidido de todos los frenteamplistas. Somos sabedores de la difícil situación en que se heredó la Intendencia, la problemática de las inundaciones, así como los difíciles momentos que atravesó la fuerza política generados por problemas surgidos dentro de nuestras propias filas. Tampoco viene siendo fácil el desarrollo de nuestro tercer período de gobierno nacional, y son éstas las principales líneas de reflexión que queremos desarrollar en esta campaña.

La política no se reduce al funcionamiento del Estado ni a las campañas electorales cada cinco años. Las grandes luchas populares han tenido sus puntos más altos en las grandes campañas de masas, por lo que estamos convencidos que la población debe involucrarse en el proceso de cambios no como mero espectador, sino como verdadero motor de ese proceso tan complejo como enriquecedor. Por ello debe reafirmarse la estrategia de alianza con los sectores populares, fortaleciendo el “bloque social de los cambios”; existen resistencias hacia los cambios que se vienen implementando, pero también hay apoyos importantes que es imprescindible que comiencen a expresarse, desarrollando líneas de acción hacia la defensa de nuestros gobiernos, y de impulso a esas transformaciones. Es imprescindible el desarrollo de una estrategia de movilizaciones en defensa del programa de gobierno.

La reducción sustancial de la pobreza y la indigencia, descenso de la desocupación estructural, mejora del empleo, el salario y las jubilaciones, el incremento en la inversión social son logros importantes a destacar. Pero al mismo tiempo subsisten desigualdades graves por razones de clase, edad, género, orientación sexual, territorio o etnia que debemos seguir corrigiendo. La situación del norte del Río Negro tiene sus particularidades que debemos resaltar en el concierto de políticas nacionales aplicadas;  en particular nuestro Salto ha presentado niveles preocupantes de empleo, niveles de ingreso, relaciones laborales y necesidades básicas insatisfechas que es necesario revertir.

Es también imprescindible incorporar a la reflexión de los frenteamplistas y de la sociedad toda una verdadera agenda de discusión de un proceso de profundización democrática de la sociedad, por más igualdades, en especial derechos de los niños y adolescentes, violencia de género, cuestiones relacionadas al medio ambiente en toda su proyección, política de drogas, y volviendo a levantar la estrategia por la vida y la convivencia frente a la idea de mayores medidas represivas ante el reclamo legítimo de más seguridad pública.

Una fuerza política sólida, unida y en movimiento, con sus militantes informados y formados es la garantía de defensa de los cambios que nuestros gobiernos pretenden implementar y lo vienen cumpliendo.

El 29 de mayo arrimate a tu COMITÉ y VOTA FRENTE AMPLIO!

Dejanos Tú Comentario