estufasLa Dirección Nacional de Bomberos ofreció recomendaciones para prevenir incendios provocados por artefactos calentadores durante el invierno.

Con la llegada de los primeros fríos aumentan los riesgos de incendios debido al uso incorrecto de los aparatos utilizados para calefaccionar los ambientes.

Desde la Dirección Nacional de Bomberos (DNB) se ofrecieron recomendaciones para prevenir este tipo de accidentes:

No cuelgue ni acerque ropa a las estufas o calefactore; podría provocar un incendio de rápida propagación.

Evite utilizar el horno para calefaccionar ambientes.

Dormir con estufas a combustión encendidas puede provocar gases nocivos para la salud o mismo un incendio.

No guarde ni acerque líquidos inflamables cerca de los artefactos a gas.

En caso de utilizar calefacciones a llama, deje abierta una rendija de la ventana para ventilar el lugar.

No sobrecargue sistemas eléctricos con equipos de calefacción. La mayoría de los incendios de origen eléctrico se producen por sobrecarga o aparatos en mal estado. Por este motivo, la revisión de los consumos de aparatos electrónicos e instalaciones eléctricas de la vivienda forman parte de la prevención.

Asegúrese de que su calentador y/o caldera de gas haya pasado la inspección técnica correspondiente por personal calificado.

Procure no dejar nunca al alcance del fuego elementos que puedan arder, como por ejemplo manteles, sofás o cortinas.

Si percibe olor a gas de alguna estufa o cualquier otro aparato, no encienda ni fósforos ni encendedores; ventile la vivienda y cierra la llave del gas.

No deje nunca velas encendidas si no se encuentra en la habitación o bajo su supervisión.

En caso de emergencia llame de inmediato a Bomberos, 104, o al 911.

Según datos aportados por la DNB, en los meses de invierno del año 2014 hubo 28 personas fallecidas por causas directamente relacionadas a este tipo de incendios que resultan evitables. En 2015 el número de fallecidos fue de 24.

Dejanos Tú Comentario