Atropello cultural e institucional

Una vez más, como tantas otras, la intervención urbana de artistas se dió en el denominado «Salto Pinta». Actividad en este caso organizada por el Ministerio de Educación y Cultura, el MIDES y Género y Generaciones de la intendencia de Salto.

La intención es mostrar facetas artísticas en muros o paredes reconociendo la cultura de nuestro país a través de obras que se cristalizan desde la pintura.

Intervenciones que han generado en algunos casos reconocimientos a nivel internacional como es el caso de la figura de Edinson Cavani en el Muelle de Alta Creciente.

Lamentablemente en esta ocasión por decisión unipersonal, se atentó contra una obra realizada hace algunos años atrás por el reconocido artista salteño Arq. César Rodríguez Musmano en el muro perteneciente a la Dirección General de Salud, en calle Uruguay al 300-

En dicho lugar Rodríguez Musmano había pintado y cristalizado algo de su magnífica y reconocida obra. Hoy, figura una intervención de «Salto Pinta» que lamentablemente fue más allá de lo éticamente correcto.

En comunicación con Enrique Soler, uno de los coordinadores del MEC en Salto, al ser consultado fue enfático: «fue decisión de la Dra. Crsitina González (directora departamental de salud) y se actuó según el pedido de ella».

Al preguntársele si no planteó la posibilidad de restaurar las obras que se estaban «descacarando», Soler respondió: «no solo no planteó eso sino que tampoco planteó que la obra se incluyera en la intervención».

Hay, al parecer, solamente una persona responsable en cuanto a la decisión pero hay, además, responsabilidades institucionales porque existe el respeto al patrimonio desde todo punto de vista y en este caso fue un atropello no solamente cultural sino institucional.

Dejanos Tú Comentario