Intendente mencionó acciones que apuntan a fortalecer la rentabilidad del sector citrícola

El Intendente de Salto, Andrés Lima, participó este miércoles de la presentación del estudio sectorial denominado «Citricultura: identificación de oportunidades para promover la creación de empleos verdes», llevado adelante por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social y la Oficina de la OIT para el Cono Sur de América Latina.

En la apertura del evento, Lima hizo referencia a la importancia de la citricultura como fuente laboral en Salto y en Paysandú. «En nuestro departamento, el citrus genera unos 6 mil puestos de trabajo en la zafra, y junto con Paysandú, alrededor de 12 mil puestos». Recordó que en el año 2014, el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) logró la apertura del mercado de Estados Unidos para la naranja. «Eso ha sido fundamental, no solo para los precios, sino porque ha obligado a iniciar un proceso de reconversión en el sector. La naranja sin semilla es el producto que mayor valor tiene y su destino es Estados Unidos y la Unión Europea». En base a ese panorama, dijo Lima, los productores citrícolas del departamento están trabajando en esa reconversión «que parece sencilla pero no lo es, sino que lleva un proceso en el que están embarcadas las empresas, desde las más pequeñas a las más grandes, en un trabajo coordinado con el MGAP».

Lima puntualizó también en que en la medida que este proceso se consolide en la región, los precios y los ingresos para el sector van a ser mejores y va a crecer la rentabilidad, «beneficiando no solo a los productores sino también a los 12 mil trabajadores asalariados del sector».

PROYECTOS PARA EL DESARROLLO DEL SECTOR

Por otro lado, Lima destacó que el gobierno departamental está trabajando en un proyecto para el desarrollo del sector que es la construcción de una central que focalice la producción hortícola y citrícola, «emprendimiento en el que están encolumnados los pequeños, medianos y grandes productores del departamento. La Intendencia ya anunció que va a aportar cerca de 700 mil dólares, el aporte de los productores será de casi un millón de dólares, y a través del fondo de la Junta Nacional de la Granja, del MGAP, se aportará también un millón de dólares».

Actualmente se trabaja en el armado de una consultoría para definir la forma de gestión de esa central y en la definición de las condiciones para el llamado a licitación a realizarse en el 2018 para la construcción de la obra. «La pretensión es competir como región, plantarse de otra manera, con objetivos en común y precios que fortalezcan al sector. Salto tiene una tasa de desocupación por encima de la media y para revertir esta situación es fundamental que este tipo de proyectos puedan concretarse», puntualizó Lima.

Dejanos Tú Comentario