A modo balance de la dirección de Hacienda

Se cierra 2017 y es necesario realizar un balance de lo que fue para la Intendencia de Salto este año, en materia económica y financiera, para tener una perspectiva real sobre lo que se planifica para el 2018.

El 25 de enero de 2017, se presentó la oferta del Fideicomiso Daymán en la Bolsa Electrónica de Valores S.A., en Montevideo. La Intendencia de Salto colocó a través de las pantallas de BEVSA, los 330.000.000 de Unidades Indexadas (UI) correspondientes al Fideicomiso Financiero Salto Daymán, cuyos fondos fueron destinados a adquirir maquinaria y vehículos, pagar las deudas a proveedores de la Administración anterior, cancelar el Fideicomiso Financiero Salto VII, el Fideicomiso Financiero Salto Arapey y una línea de crédito con el Banco República. La demanda total fue de 655:663.500 UI, lo que implica que las solicitudes duplicaron el monto disponible, mostrando la confianza que el sistema financiero volvió a depositar en la Intendencia, lo que le asigna grado inversor dentro del sistema. De los aproximados $ 1.153.614.000 del Fideicomiso Daymán,  $ 646.945.124 fueron a cancelar los Fideicomisos Salto VII (que se destinó a cancelar deudas como: salariales con los trabajadores, la banca pública, Cooperativas, ANCAP y otras entidades) y Fideicomiso Arapey (que fue para cancelar deuda banca privada y PERWIL ); $ 237.985.585 fue al pago de proveedores, que la anterior Administración mantenía deudas desde el 2013 y finalmente aproximadamente $ 229.725.853 se destinó a  la compra de flota liviana, maquinaria pesada y vial y ómnibus, licitación que ya está en proceso avanzado de  adjudicación.  Este año, por concepto de intereses, se pagó $ 24.000.000 y a febrero de 2018, se comienza con la primera de las 15 cuotas, que a valor de la UI a esa fecha será de $ 147.000.000. Es a raíz de esta situación, que la debacle financiera de la administración anterior, va a condicionar este y los dos gobiernos posteriores; por lo que las consecuencias del manejo de los fondos públicos, todavía sigue presente en la gestión.

El año 2017 también marca un punto de inflexión en la política de finanzas, en cuanto se realizaron ajustes que permitieron controlar el gasto e incrementar el ingreso.

Respecto al gasto, se tomaron las siguientes medidas:

  • Se limitó el consumo de combustible mensual en las áreas de mayor consumo, como son Obras, Servicios Públicos y Ómnibus.
  • También se fijó el consumo de líquido asfaltico mensual de consumo, por lo que Obras se ajustó a estos valores en su trabajo.
  • Se topeo el gasto semanal de compras por Almacén, lo que permite un mejor control y ya prever lo que se debe pagar a 30 días. Esto permitió bajar el gasto, respecto al 2016, en un 15 %
  • Se optimizo el sistema de Compras, lo que permite tener mayor eficiencia y disminuir los costos.
  • Se disminuyó las horas extras mensuales, pasando de 8.000 a principio de año a unas 3.000 a noviembre de 2017, continuando en un franco descenso.
  • Las extensiones horarias, disminuyeron en un 30 % y se las controla mes a mes, teniendo cada Dirección un fijo autorizado.
  • La plantilla de funcionarios viene disminuyendo mes a mes, entre otras cosas porque a partir del 1º de Junio, no se produjeron (y no se producirán) designaciones directas y la reposición de funcionarios se realiza en lo que denominamos el 3 a 1 (cada tres ceses, ingresa uno). Estas medidas llevaron de pasar de 1917 funcionarios (junio de 2015) a la realidad de hoy con 1722.
  • Se está realizando el cambio de luminarias de sodio a tecnología led, lo que al día de hoy llevo a un ahorro del 12 % del consumo y se incrementará en el próximo año cuando se sustituyan 5254 lámparas en 6 barrios de la ciudad, con un ahorro del 45 %.
  • Mediante la corrección de la energía reactiva se disminuyó su consumo en un 25 %, teniendo ahorros mensuales cercanos a  los $ 500.000.

En el Ingreso, se realizaron las siguientes acciones:

  • Se comenzó la recuperación del pasivo que tiene la Intendencia respecto a la Contribución Urbana y Rural, mostrando resultados respecto al 2016, como el aumento real del 8% en la Rural, el 7% en la Urbana y el 35% de aumento en Convenios.
  • Se fiscalizo más de 1500 obras irregulares, a las cuales no se le habían realizado la finalización de obra,  donde se pudo inspeccionar y regularizar cerca del 75% de ellas.
  • La recaudación a través del SUCIVE se vio incrementada en un 6,7 % en términos reales.
  • Se termina este año ejecutando Obras a través del FDI, en un 80 % por mano de obra municipal (solo la calle Z. Michellini es realizada por empresa privada) y en un 100 % en Caminería Rural. Esto permite tener ingresos a través de estos fondos, los cuales antes iban a empresas privadas.
  • Debido a la mayor promoción y mejor posicionamiento del destino turístico, se incrementó las entradas en Dayman y Arapey, con la llegada de más turistas y a su vez permitió aumentar el ingreso, incrementado por el ajuste que se realizaron a las tarifas.
  • Se pudo recuperar deudas de alquileres de locales de la I de S y de recuperar convenios, algunos que llevaban 16 años sin efectuar pagos, lo que a la fecha se regularizó el 95 % de los mismos.
  • Mediante acuerdos con los comerciantes, se está regularizando los pagos sobre espacios reservados y decks.
  • El cambio de chapa matrícula a MERCOSUR, no solo permite el control de las mismas, si no que también permite regularizar las deudas que las mismas tenían.

Estamos en el camino de poder estabilizar la economía municipal, tarea para nada fácil luego de haber recibido una Intendencia casi fundida, pero esa tarea fue lo que le encomendó la ciudadanía al elegir como Intendente al Dr. Andrés Lima,  exigiendo responsabilidad, honestidad, transparencia y compromiso en el manejo de las finanzas públicas. Muchas otras acciones menores se vienen desarrollando diariamente en la Intendencia a los efectos de contener el gasto e incrementar el ingreso, pero creemos que las descriptas anteriormente, son las más importantes.

Asumimos un compromiso con los trabajadores municipales, en convenio colectivo con ADEOMS, en donde se les otorgó dos partidas compensatorias de $ 3.000 cada una, se realizó la adecuación salarial, de los cuales  586 funcionarios cambiaron de grado (viendo incrementado su ingreso salarial de forma muy importante) y cerca de 100 de escalafón;  enviamos a la Junta Departamental la modificación presupuestal, que suponía aumentos salariales en el 2018 y 2019; la cual no se pudo aprobar. Todo esto se pudo lograr porque existe un manejo responsable de las finanzas, estableciendo límites a los efectos de no comprometer el presupuesto departamental.

En este balance del 2017, en que quedaron muchas cosas por realizar, pero que las trasladaremos para el 2018, lo evaluamos como positivo, donde hubo no solo el compromiso nuestro en esta línea de trabajo, si no que estuvieron comprometidos todos los compañeros directores y sobre todo el Intendente y el Secretario General, mención aparte es para la actitud de muchos funcionarios, comprometidos con la gestión municipal, más allá del partido de gobierno; este capital humano es necesario e imprescindible para poder lograr las metas trazadas.

La perspectiva es continuar con estas medidas y evaluar otras que ayuden a la gestión, que contribuyan a controlar el gasto y aumentar el ingreso, aun en las condiciones actuales, en la que no contamos con un presupuesto propio, debiendo manejarnos con el de la Administración anterior, con todas las limitantes que eso conlleva.  Aun en estas condiciones, vemos con mucho optimismo, el de seguir avanzando en las concreciones de nuestro programa de gobierno, profundizando los cambios en concordancia con el gobierno nacional, el de seguir con obras y mejoras para todos, donde se distribuya los aportes de la ciudadanía en acciones que lleven a mejorar la calidad de vida de los salteños, en eso estamos y así nos encontrará el 2018, redoblando el compromiso de realizar una buena gestión económico-financiero de la Intendencia en beneficio de Salto.

Salteños, es nuestro deseo que terminen de la mejor manera el 2017 y que el 2018 nos depare, las concreciones de nuestros anhelos y sueños; pero sobre todo, que nos encuentre juntos, en la mejora de la calidad de vida de todos los salteños.

Téc. Univ. Gustavo Chiriff

Director de Administración y Hacienda de la Intendencia de Salto

Dejanos Tú Comentario