Falleció «Comadreja» y el alma duele

A «Coma», como le decía yo,  lo conocí militando. Aventurado. Duro. Fiel.

Lo Encontré  rodando en una bici un día y me dijo: tranquilo, llego a casa. Al otro día en la feria con termo, mate y señora.

Defendiendo lo de siempre.  La carcajada más grande cuando preguntaron en conferencia si en la construcción había que hacer alcoholemia.

Un tipo que vivió la vida que quería vivir y que nos dejó como quería dejarnos.

Daniel Caiazzo

Dejanos Tú Comentario