Intendencia brinda recomendaciones ante altas temperaturas anunciadas

El director de Salud e Higiene de la Intendencia de Salto, Dr. Juan Pablo Cesio, se refirió a aspectos que hacen al cuidado que debe tenerse en la alimentación, hidratación y vestimenta en esta estación del año.

Recordó que siempre se realizan las mismas recomendaciones para el verano, «tratando de proteger a las personas más vulnerables que son: niños y niñas -sobre todo menores de 6 años-; adultos mayores; personas con enfermedades crónicas como hipertensión arterial, diabetes, obesidad y cardiópatas; personas con discapacidad y quienes realizan algún tipo de trabajo de esfuerzo físico intenso o deporte al aire libre».

Agregó que «las altas temperaturas pueden producir golpes de calor, que se caracterizan por: temperatura corporal mayor a 40°, piel caliente y roja, inestabilidad al caminar, mareos, somnolencia, confusión, delirio o convulsiones», manifestó que «de presentarse estos síntomas, se debe requerir atención médica urgente. Es importante saber que si alguien sufre un golpe de calor, se debe colocar a la persona en un lugar fresco, refrescar el cuerpo con paños húmedos y fríos y, si la persona está consciente, colocarla con la cabeza más elevada que el resto del cuerpo, ofrecerle líquidos fríos y llamar a la emergencia».

En cuanto a la ola de calor anunciada para esta semana, el Dr. Juan Pablo Cesio dijo que «la misma se define cuando pasan más de dos o tres días en que las temperaturas mínimas son elevadas. Otros síntomas y signos por exceso de calor son: calambres, agotamiento, dolor de cabeza, náuseas y/o vómitos, deshidratación: decaimiento intenso, postración, piel seca, boca y/o lengua seca, ojos hundidos, en los niños pequeños llanto sin lágrimas y fontanela (mollera) hundida y sed intensa. Además se puede presentar presión arterial baja y pulso rápido».

Se recomienda «evitar la actividad física fuera de su casa entre las 11 y las 18 horas, así como la exposición a los rayos solares en la playa y espacios al aire libre. Se debe ingerir más líquidos de lo habitual aunque no tengan sed y, en caso de tener sed consumir líquidos a la brevedad. Ofrecer a los niños más  líquidos de lo habitual y a los bebés lactancia a demanda».

Cesio dijo que es preferible «permanecer en el espacio más fresco de la casa, evitar comidas copiosas y calientes, se debe optar por comidas ligeras en base a verduras y frutas», aclaró que «deben ser porciones chicas aunque se coma más veces al día y no se debe abusar de las bebidas alcohólicas. Hay que mantener los alimentos en la heladera y extremar medidas de higiene de manos».

Es importante «tomar 2 o 3 duchas refrescantes por día o refrescarse con paños húmedos, usar ropa holgada, ligera, de colores oscuros, sombrero, lentes de sol y protector solar de alta protección» .

Dejanos Tú Comentario