Devaluación departamental

Reconocido por estos tiempos es que Salto en Semana de Turismo, debería ser quien se destaque por lejos en convocatorias y propuestas pero lamentablemente nos hemos acostumbrado a recibir turismo “gasolero” y dejar pasar oportunidades únicas y tradicionales como la Vuelta del Uruguay de ciclismo.

Aquellos mediodías de la niñez, de la juventud, esperando que la caravana multicolor arriba al centro de la ciudad generando una expectativa única con el gran Federico mientras estuvo y sin él cuando el atractivo era saber quien dominaba.

Eso no ocurrió, con mucha soledad y poco ruido, largaron desde el interior y pasaron muy lejos del centro de nuestra ciudad quitándole a quienes no tienen poder adquisitivo la oportunidad de cumplir con una instancia tradicional en Semana de Turismo.

Ni que hablar que teniendo los dos centros termales más importantes del país, caemos rendidos ante Paysandú, otra vez, con su tradicional Fiesta de la Cerveza.

Falta de gestión, de ideas, de propuestas alternativas que hagan atractivo al departamento para un turismo que si paga entradas y estadías pero que habitualmente viene con todo en el baúl.

Quienes quieran sentirse obnubilados por la cantidad de entradas vendidas, que lo hagan, pero queda claro que desde el punto de vista de la atracción y expectativa, Salto ha tenido en los rubros turísticos y culturales una devaluación consistente y sistemática.

Dejanos Tú Comentario