Al grito: Cuando la limosna es grande.. se desconfía.

La falta de gestión, de planificación y de trabajar líneas estratégicas en consonancia con el programa del Frente Amplio, a llevado claramente al desorden y la desprolijidad en muchos casos y en otros, en la suma de la voluntad de beneficiar para provecho propio o de terceros, dónde el interés hace la conjunción de lo público con lo privado. Donde el delito roza una vez más el limismo y sus «amigos» .

En esta oportunidad establece el intendente una resolución a su «amigo» y director de radio Ozono, productor de espectáculos en forma privada, el beneficio de gestionar él, Pablo Ferreira Pintos, el Mercado 18 de Julio y escenario Victor Lima , incluido «El Pañuelo». Deroga la resolución que mandataba al Arq. Paul Bitancourt de esa función y la del Director de Cultura Jorge de Souza.

Una más del gobierno departamental limista, una puesta al beneficio y a lo que no se debe pero puede. Al beneficio del bolsillo y a cumplir favores pasados, a un personaje que comenzó en Comunicaciones, antes de asumir flechó la cancha como se dice, marcando como base de transmisión un medio local, nose si recuerdan. Inmediatamente se generalizó su rechazo y más el rechazo político, fue apartado del cargo. Después flotó como dice un amigo y terminó siendo encargado de Espacios Verdes, gasebos, ploteos, carteles, wifi( que no andan). Ese camino siguió y hoy, agranda el boliche. Lo que se criticaba limita tanto, lo ejecutas a la perfección. Y como dice el titular, «Cuando la limosna es grande»……

Dejanos Tú Comentario