El Gordo Verde: «Sigamos haciendo las cosas por amor..de eso se trata la vida»

Mi viejo que dice: “si querés que el gordo te de bola, tenes que estar en situación de calle o viviendo debajo de un puente”. Una ahijada: “estoy tratando de hacerme famosa a ver si me atendes un saludo de Navidad”. Un amigo: “tengo que ser parroquiano pa’ que me des un min…” Un hermano del alma: “Venís a visitarme sólo cuando estoy enfermo o internado….” Un parroquiano que toca timbre: “hace semanas que te busco y nunca estás” (Todas frases literales).
Esto me dice que llegó fin de año… Pero también me recuerda que soy un tipo limitado. Por más que intente ponerle más horas al día… o más días al año. Aunque busque responder todos los mensajes… Aunque aproveche las oportunidades de conocer diversas personas… Aunque dedique horas de sillón pa’ prestar oído y corazón…
Estoy empezando a comprender que nunca será suficiente.
“Hay que darse sin desintegrarse” me repetía un formador.
¡Pero qué difícil es cuando nos tironean de todos lados! En especial, aquellos que más amamos…
Un secreto que me da mucha paz, es tener presente el “porqué /para qué” hago lo que hago…
Si lo hiciera meramente pa’ agradar al otro… después del primer párrafo que te compartí, concluiría que soy un completo fracasado.
De Dios recibí un regalo muy grande: la vida y con ella, la vocación. Sin dudas que estos regalos adquieren un sentido mucho más profundo cuando busco entregarlos y compartirlos con los demás.
¡Vale la pena vivir! ¡Vale la pena compartir nuestra vida y gastarla por amor!
Acepto que soy limitado. Que nunca lograré “agradar” a todos ni llenar las expectativas de los que tanto quiero…
Pero con todas mis fortalezas y debilidades, luces y sombras y aún con mis grandes limitaciones: quiero comenzar un Año Nuevo, entregando sin reservas estos inmensos regalos que he recibido. ¡No quiero guardarme nada!
Ciertamente para algunos, tu entrega y la mía “quizás nunca será suficiente”. Pero sigamos haciendo las cosas por amor…(porque de eso se trata la vida) y no tengas dudas que Dios pondrá en todo, aquello que haga falta.
Por más “limitados” que seamos… el amor que puedas llegar a dar en tu vida: ¡no tiene límites!
¡Feliz 2020! ¡HCNP!
Gordo

Dejanos Tú Comentario