El mejor vendedor de humo…Chiriff Camarada

La verdad estaba de licencia desconectado parcialmente de algunas cuestiones que resultan cansadoras. Desnudar clientelismo de una izquierda que no es izquierda, promesas electoreras sin argumentos, casamientos especulativos de un Lima que pretende asegurar su salida y un sindicato que con un guardavidas grado siete administrativo que hace agua, me obligaron a salir……..como la murga.

Resulta que ADEOMS realiza un video institucional donde habla su hombre grande de encarar al gobierno sin importar el pelo (siendo militante activo del PCU) porque los salarios vacacionales como derecho de los trabajadores no se habían pagado. Todos sabían que se pagaba entre el 8 y el 10 menos el mejor modelo de Mafalda (el chivo va gratis).

Exigieron reunión y al otro día el soltero más codiciado que ahora se casa el 7 de febrero por segundas nupcias publica en su face que los pagos estarían el 8 en los cajeros.

Hasta acá la fría novela y cansadora de un romance entre el sindicato de municipales y el emperador en la que parece algo se rompió.

Conocedor de que las acciones no son casuales sino causales, nada se rompió, es necesario ir armando aquella historia de sindicato duro para el gobierno que venga.

Pero en esta historia, brillante aparición del mejor vendedor de humo de todo este gobierno departamental: Gustavo «Chacho» Chiriff.

En respuesta a la demora del pago de salarios vacacionales dijo que los pedidos superaron el monto previsto.

¿Es joda? Ex camarada. Salvo en la educación donde las licencias son automáticas, en el ámbito privado y en la intendencia, especialmente, hay un protocolo.

Cada capataz, encargado, director y usted mi estimado vendedor de humo especializado a director de hacienda, sabía al menos hace quince días cuantos se iban a descansar.

Su mentira es tan pobre como su defensa y la reunión con el sindicato, la prensa y demás, fueron solamente cortina de humo para disimulat una noche que hace meses venimos denunciando.

Impresentable, increíble y pocas veces visto en un comunista ver como se disfraza la mentira en procura de la estabilidad laboral.

Quizás muchos creyeron que el viernes se dio cuenta que la plata no le daba para pagar los salarios vacacionales pero me obligo a decirle que fue su máxima mentira que debe ser conocida porque fue capaz, también, de ir a una elección nacional sin la 1001 tradicional porque el negocio servía.

Lo último. Esta opinión va firmada para evitar la mala palabra al portal, que se haga personal, estoy descansado y con espalda.

Daniel Caiazzo

Dejanos Tú Comentario