Institucionalizar la solidaridad con empatía y responsabilidad

La emergencia sanitaria que nos vemos obligados a enfrentar los uruguayos a causa de la pandemia del coronavirus (COVID19) continúa generando impactos, entre otros, económicos. Es inminente profundizar el respaldo a sectores más vulnerables de la población. Las medidas preventivas para evitar el contagio del virus tienen consecuencias que resienten en muchos casos los ingresos de hogares para cubrir necesidades básicas.

Entendemos que en esta situación, debemos fortalecer las instituciones que ya cuentan con la capacitación y la experiencia para enfrentar este tipo de eventualidades.
En ese sentido, hemos estado en comunicación con autoridades, para colaborar en la articulación y poder concretar un mecanismo que garantice la solidaridad organizada e institucionalizada.

Celebramos que el Comité Departamental de Emergencias (CECOED) haya elaborado un protocolo y logística que con los recaudos necesarios y de forma organizada canalizará la recepción de donaciones y entrega de alimentos y otros artículos a personas que lo están necesitando. Confiamos que este mecanismo brindará garantías de transparencia y de las máximas precauciones de bioseguridad para evitar la propagación del virus, al momento de la entrega en los merenderos y comedores populares registrados en la Intendencia.

SM

Dejanos Tú Comentario