Hay que mantener la marca, es un sello

Durante tantos años de información, medios, fuentes, consultas, y topos habilitados a dejarme ser periodista, tuve mi parte de periodismo agropecuario.

Terrible responsabilidad, solo sabía la diferencia entre la vaca y el toro por elementos de juicio obvios.

Me costó aprender, cosa que agradezco, que la raza y los genes se transmiten.

Esto viene a cuenta que en 35 años de medio nunca, jamás, realicé un programa de radio con mi compañera de ruta, con quien escribimos historias de los nuevos abuelos, con un móvil policial en la vereda.

Lo de los genes tiene que ver con un Varela que necesita decir que es Minutti, candidato a la junta por la lista 1070 que respalda a Limao, que promovió una desmentida que su propia puntera en Puente Blanco reconoció, grabación mediante: «yo apagué la luz cuando llegó Lima porque no era una actividad política».

Gladys Martínez es a quien tenemos grabada, reconociendo que nuestra mentira era verdad, dueña según ella del asentamiento Puente Blanco.

Lo triste, que no nos causó temor sino preocupación por los violentos hechos políticos, fue la amenaza de Diego Lombardo: «el miércoles te caemos en la radio y vas a ver a quienes difamaste».

La difamación no existió, nunca, la mentira no corre y lo que es peor, violentaron a un medio pensando que pasaba desapercibido.

Lima ha construido su figura, su posición desde el odio y mantiene la misma postura, independiente de esas cuestiones rebuscadas de campaña que un partido, como el Comunista, que pensaba serio. Nunca cómplice del humo.

Lo dicho, los Caiazzo son los que vienen, soy el último defensor de eso y transmito eso.

No caigo jamás como un tal Maidana en el robo, tengo una conducta desprolija impecable, quizás deberías explicar como volviste y te volviste limista incondicional y desconocedor de ese sub mundo. Juzgador de cola sucia que no sabés explicar.

Se trata de la raza y el gen, para ser campeón se debe ser hijo de campeón, demostrarlo y no usarlo.

Daniel Caiazzo

Dejanos Tú Comentario