Homenaje al Dr. Neri «Toto»Campos Pierri a diez años de su fallecimiento

Hoy 10 años ya, que un ciudadano de nuestra comunidad no está entre nosotros. Pero están su ejemplo y sus enseñanzas en nuestra rueda rotaria
Rotary Club Salto y Rotary Club Salto Noreste quieren recordar a un ser excepcional, el Dr. Neri L. Campos Pierri, «Toto», para la mayoría de sus conocidos.
Hablar de Toto es muy fácil, y contar y recordar su trayectoria también. ¿Por qué? Porque fue tanto y tanto lo que dejó este gran rotario, que deberíamos tener mucho tiempo y espacio para narrar su rica historia.
Fue muchísimo lo que dejó en su grupo de trabajo que siempre estaba dispuesto a colaborar.
Fue un gran líder, fue un visionario muy especial; fue su vida, ejemplo de servicio. Fue un estratega. Se debía planificar. Se trabajaba siempre habiendo detectado la necesidad. Se fijaban las reglas del proyecto, se conseguían los recursos, se ejecutaba. Y luego, siempre, se debía evaluar. (Nunca fallaba)
Decía: “no se preocupen, se soluciona. Dejen que yo hablo, yo conozco, es amigo, es el padre de fulano, o yo fui compañero de su madre en la escuela… yo lo atendí muchos años…” ¡Siempre tenía el contacto! Con vínculos inagotables con integrantes de la sociedad, y esto tenía una explicación: fueron 51 años de servicio.
Participó por ejemplo en algunas de estas obras: CERENAP, COMISIÓN APOYO REPRESA SALTO GRANDE, CLÍNICA KENNY, CAIF HORACIO QUIROGA, CLUB DE NIÑOS EN ACCIÓN, CLUB DE NIÑOS CEIBAL, FUNDACIÓN CALDEYRO BARCIA, ASOCIACIÓN AMIGOS DE MAROSA, SALONES DE PINTURA, SALONES DE PRIMAVERA, BIENALES DE ARTE, COMISIÓN DE CULTURA DE INTENDENCIA, CIRPRU, GILCOSIT, ALDEAS SOS, COMISIÓN HOGAR DE ANCIANOS, CREADOR DEL DECRETO «DÍA DEL ROTARIO» en homenaje a los 100 años de Rotary International, FUNDADOR DE LA COMISIÓN PELUFFO GIGUENS (hoy sus compañeros fundaron la Asociación Dr. Neri Campos Pierri, homenajeando al creador y sus 25 años de trabajo)
A nivel Internacional un gran gobernador, con una particularidad. Creemos que no hubo en América un rotario que, con solo 38 años, llegara a ser gobernador distrital, como él lo fue del entonces distrito 483 binacional argentino uruguayo, donde dejó muchos recuerdos por su gran trabajo, destacándose por saber transmitir a los clubes del distrito los valores de Rotary y los objetivos del año rotario. Fue muy recordado por muchísimos amigos que dejó en su período de gobernador. Siempre fue consultado por temas complejos y él siempre solucionaba. Era un gran conciliador, un gran orador. Siempre contándonos anécdotas de los diferentes encuentros, demostrándonos la internacionalidad de Rotary.
Coordinador de jóvenes: años y años los intercambios de becarios de diferentes países, pasaron por su hogar. Y gracias a su organización fueron muy bien atendidos, visitando todos los lugares emblemáticos del departamento. Fue un gran anfitrión, logrando vínculos por muchos años con los visitantes que siempre estaban en contacto desde sus lugares de origen.
Fue el promotor de muchos jóvenes salteños que visitaron países como becarios, para conocer otras sociedades, otras costumbres y experimentar intercambios como embajadores de Salto y de Uruguay. Experiencia que los enriqueció, a quienes hoy son ciudadanos con éxito en sus profesiones.
Apoyó mucho a los clubes juveniles de Interact y Rotaract, acompañándolos en sus proyectos.
Toto fue un gran orador, pero también fue un gran narrador.
Con el patrocinio de Rotary y del Club Uruguay, del cual fue directivo, se publicó post mortem, un libro de cuentos de historias de Salto. Su familia donó todo el producido por la venta a Rotary. Se presentó el libro con una sala colmada de amigos, oportunidad en la que se vendieron más de 50 ejemplares, y con el correr de los días se agotó inmediatamente. Tenemos el «debe» de organizar una segunda edición, ya que es una joyita literaria que pinta lindas historias de Salto.
Recordar al maestro de la simpatía y su imborrable sonrisa. Fue un hombre bueno, alegre, amigo de los amigos, y se distinguió por ser muy muy generoso.
Quien mejor que él para cumplir «Dar de sí, sin pensar en sí». Su padre Dr. Neri Campos Teixeira comenzó en el servicio, su legado lo abrazó Toto y hoy lo continúa su hermano Néstor. Fue condecorado unos años antes de su desaparición física, con el premio de “Rotary International”: el rotario más destacado del rotarismo mundial por su trayectoria: ¡¡¡merecido homenaje!!!
Agradecemos haber podido compartir tantos proyectos para su querido Salto.
En este lugarcito del mundo nació, creció y desarrolló la vida, un gran hombre, «el Toto Campos»
Al decir de Gregorio Rivero Iturralde: “AQUÍ DONDE FLORECEN LOS NARANJOS, PLANTÉ MI CORAZÓN…”

Dejanos Tú Comentario