Difícil desembarrarse

Hace exactamente cinco años y medio me dieron palo por todos lados por ser periodista militante, sin análisis objetivo, sin criterio de la realidad.

Aprendí y entendí que desde ese lugar, difícil es construir colectivo, difícil es entender las banderas que nos identifican a quienes siempre hemos vivido de la misma manera, pidiendo favores, dando favores y construyendo relaciones.

Esa historia que escribimos desde este portal, denunciadores, críticos, juzgadores, no nos pusieron nunca, y resistimos archivos, en el barro.

En el barro de quienes se la jugaron a periodistas preguntadores libres de pensamiento a otros que recordaron historias humanas, de trabajador, no de familia, que dieron con nombre y apellido cátedras de como funciona la vida y a cuenta de quien se debe hablar.

Todos conocen mi vida, nuestras vidas……Todos conocen como actuamos en emergencia, todos saben que somos marca registrada a la orden de la respuesta a la emergencia, todos saben que en esta familia respondemos a la urgencia de la misma manera.

No somos acartonados vendedores de imagen que el ADN de tu padre debió responder por tu propia incapacidad de reconocer que en el medio había una hija, hoy mujer. Que perdió a su segunda abuela, la misma a la que no fuiste a acompañar, la misma a la que dejaste en el olvido. Entonces, y eso nos hace muy distintos, cuando hagas una nota editorial de algo, al menos contá toda la verdad y aguantá que te llame, te escriba, te pida explicaciones, porque caso contrario, todo lo que hacés no solo va en contra de lo poco que aprendiste del Ruso, muy poco, sino es un fiel reflejo del jodido rol de periodista militante al que le salió todo mal.

De última Martín, mi querido Martín, tan preocupado de los demás, de sus vidas, de sus juicios, de sus cuentas pendientes, arrimese a la hija que no solo está necesitando la pensión que yo si aporto con miles de sacrificios sino que precisa de un padre que hasta ahora ha construido una historia que no tiene cimientos ni sustentos pero lo que es peor, ha caído en un barro del que salir es muy difícil.

Daniel Caiazzo

Dejanos Tú Comentario