Volver a machacar contra el clavo

El pasado lunes publicamos las medidas protocolares para ómnibus interdepartamentales que tienen que ver con el aforo y demás.

Claro está que no somos bebés de pecho en esto de marcar opinión y mucho menos inocentes, sabemos cuando publicamos lo que pretendemos generar, y es, responsabilidad.

Responsabilidad en aplicar la mínima movilidad, las aglomeraciones y no compartir en espacios reducidos la presencia de muchas personas.

Eso lo hemos sostenido desde que comenzó la pandemia y lo seguiremos haciendo.

Esto va a cuenta de publicaciones realizadas sobre situaciones en Salto en donde una empresa se sintió injuriada, difamada o vaya a saber que.

Al punto que de la publicación del lunes que solo fue una foto sin mencionar a nadie ni nada, recordamos las medidas del Ministerio de Transporte, nos llega un mensaje privado enseñándonos a trabajar y exigiendo a cuenta de amenazas judiciales la utilización de sus fotos fuera de tiempo y mucho más de forma que dejara de hacerse. Incluso un derecho a respuesta.

Lo segundo fue la comprobación violenta de uno de sus funcionarios con medio y mujeres mostrando que el servicio no es su vocación sino más bien una obligación.

El protocolo aplicable con líneas interdepartamentales responden a una realidad nacional pero a partir de ver lo que hemos visto en los últimos días de la empresa que se sintió aludida surge una pregunta: si no existe aforo es necesario abusar de la aglomeración, no respetar distancias y lo que es peor, no cuidar a trabajadores y turistas?.

Si la idea era intimar, llegaron tarde.

Si la idea es patotear a una trabajadora, es jodido.

Si la idea es accionar, accionen.

Eso si. Primero expliquen porque con capacidad de 45 personas, en una sola unidad se comprobó que había muchos más.

Antes podíamos ser ganado, hoy luchamos.por subsistir y no asusta la amenaza tardía a juzgado, será una más a sumar en una larga lista…. Asusta el no respeto a la vida.

Dejanos Tú Comentario