Carta abierta de la asociación de descendientes de la nación Charrúa


Esta semana recordamos el 190º aniversario de la emboscada y matanza de
charrúas en las costas del arroyo Salsipuedes, en Paysandú.
El 11 de abril de 1831 las tropas gubernamentales comandadas por el
presidente Fructuoso Rivera, al que se le unieron contingentes de Brasil,
Argentina y guaraníes misioneros, con el respaldo de los estancieros del norte
del río Negro, perpetraron la primera acción de terrorismo de Estado en
Uruguay.
Ésta no constituyó una acción armada aislada, sino que fue la primera en el
plan de exterminio sistemático, planificado y ejecutado por el primer presidente
constitucional, Fructuoso Rivera, y que marcó el genocidio de la población
Charrúa.
De acuerdo con la Norma 65 del Derecho Internacional Humanitario (DIH), en
Salsipuedes Rivera actuó con perfidia, ya que citó a los charrúas en
negociaciones de paz con la intención de romper esa promesa una vez que se
encontraran expuestos.
Con posterioridad a Salsipuedes, los charrúas sobrevivientes de la matanza y
los que se salvaron de la emboscada fueron perseguidos, diezmados y
víctimas de una política de segregación tanto o más atroz que la exterminación
física, la exterminación de los rasgos culturales, la negación de la identidad
cultural y su exclusión de la sociedad hispano criolla dominante.
Dentro de las acciones que llevamos adelante para recuperar y visibilizar estos
hechos históricos que han sido negados desde el Estado, hemos participado
junto a otras organizaciones en la elaboración de la solicitud de declarar a
Salsipuedes como sitio de memoria, la cual será presentada este mes a la
Institución Nacional de Derechos Humanos.
Además de esto, la institución participó recientemente en el proceso de
consulta para la elaboración del Inventario Arqueológico y Patrimonial del
departamento de Tacuarembó. El mismo es un instrumento de protección,
promoción y gestión de los valores patrimoniales de esa jurisdicción que se
realiza por primera vez en el país a instancias de la intendencia de ese
departamento y con la organización de la Universidad de la República y el
Centro Universitario Regional Este.
La asociación aspira a que el Estado uruguayo propicie un espacio de análisis
riguroso de los hechos históricos ocurridos en 1831, donde además de
integrantes del ámbito político y la Academia, participen representantes de
colectivos indígenas.
Este domingo 11 en el monumento a Los Charrúas, en El Prado de
Montevideo, no podremos reunirnos en un acto público como en años
anteriores y por razones de pública notoriedad, pero esto no impide que
depositemos una flor al pie del conjunto escultórico para recordar con dolor la
traición.
Comisión Directiva de ADENCH

Dejanos Tú Comentario

Acción no permitida! HostingServicios.com