Cuando se arrancaba después de la vuelta, por el Dr. Carlos Silva

Desde que tenemos memoria hemos escuchado esta frase: “el Uruguay empieza a funcionar después que llega el ultimo ciclista”, históricamente, esta creencia arraigada en la sociedad, entiende que, hasta la culminación de ese famoso evento, como lo es la vuelta ciclista del Uruguay, el país funcionaba a media máquina.

La realidad es que con esta “nueva normalidad” hemos visto que este año ha sido distinto, que, si bien el “parate” es por otros motivos, vimos como el acontecer de la pandemia y la situación a la que esta nos ha llevado, el país no se ha detenido, por lo tanto, no corrió aquello tan arraigado durante tantos años en el imaginario popular.

Los problemas de la gente no lo han permitido y la marcha del gobierno ha sido constante, donde incluso sabemos que muchos jerarcas con altas responsabilidades no se han tomado un solo día de descanso. Y ustedes se preguntarán a donde queremos llegar con esto y nosotros les daremos nuestros argumentos.

Cuando miramos las dificultades desde otra óptica, cuando miramos el medio vaso lleno y no el vacío, nos permite hacer comparaciones y sacar conclusiones “por la positiva”. Creemos que esto marcara un antes y un después, para poder eliminar esa vieja creencia que hasta después de “turismo”, nada se movía. Es más, debemos todos colaborar para desterrar del todo, ese viejo argumento, que muchas veces se ponía como excusa para ocultar la burocracia del estado.

Todos debemos contribuir y derribar esos muros que impedían que los motores arrancaran junto con el comienzo del año. Nosotros entendemos que nunca se deben apagar, ni poner a media marcha, sino saber administrar los recursos disponibles para lograr que el barco siga funcionando al mismo ritmo durante todo el año. Seguramente esta no será una tarea sencilla, no se corregirán años de estilos de gestión de un día para otro, pero un día debemos comenzar a cambiar el rumbo.

El mundo de hoy implica que estemos atentos a los cambios y seamos los más rápido posibles para alcanzar los objetivos propuestos, hoy la globalización no espera por aquellos más lentos o rezagados, seguramente no es lo más justo, quizás muchos se encuentren en esa situación por desiguales históricas y que también se deben corregir, pero debemos entender que si queremos avanzar, no podemos quedarnos dormidos.

Por eso creo que el estilo propuesto por el nuevo gobierno, que no solo lo impuso la pandemia, sino que es propio del Presidente y su equipo lo han trazado, debe ser el faro que nos guie a todos, debemos hacer los máximos esfuerzos para cambiar las cosas que quizás estén implícitas desde hace años, pero debemos comprender que de nosotros mismos depende el futuro y que nadie hará por Uruguay lo que nosotros no logremos por nuestro propio esfuerzo. 

Invitamos a romper moldes y paradigmas, invitamos a reinventarnos como sociedad y entender que el mundo del futuro precisa de otras velocidades de decisión y de cambios. Alentamos a cambiar los pre conceptos y mirar un poco más allá de nuestra ventana, para darnos cuenta, que es posible cambiar y corregir el rumbo, el Uruguay y su gente lo precisa y hoy tenemos un gobierno que así lo entiende, ayudémoslo a lograrlo, más que, “arranquemos antes de que llegue el ultimo ciclista”, no paremos. 

Dejanos Tú Comentario

Acción no permitida! HostingServicios.com